Portada » Artículos » Artículo » Lo mejor de Nintendo DS

Lo mejor de Nintendo DS

Echamos un vistazo a las joyas del catálogo de Nintendo DS

Mario Kart DS

Top Nintendo DS

Clásico entre los clásicos, nunca defrauda. Mario llegaba a nuestras DS a toda velocidad, recopilando un gran numero de circuitos de ediciones anteriores con nuevos gráficos y desatando el discutido juego online de la máquina. Colorido, melodías animadas y efectos sonoros que te recordaran el por qué comenzaste en el mundo de los videojuegos. La mejor opción hasta la llegada de la edición 3DS.

Elite Beat Agents

Top Nintendo DS

Sustituyendo a animadores escolares japoneses por agentes secretos y canciones de súper grupos nipones como Orange Range o L’Arc en Ciel por populares a este lado del mundo tales como Madonna o Avril Lavigne, nos llegaba a Europa la versión occidental del gran Osu! Tatakae! Ouendan!. La mecánica de este juego musical consiste en ayudar a ciudadanos de a pie, en situaciones tan reales como ayudar a un gatito a salvar a un bebe o ayudar a un director super loser a hacer la película de su vida, animando mediante pulsaciones y seguimientos de rutinas con el stylus en la pantalla táctil. En la pantalla superior podremos seguir la historia mediante viñetas de comic… siempre y cuando puedas despegar la vista de la segunda pantalla. Esta versión occidental, como la versión japonesa y su secuela, deberían estar en la colección de cualquier fan del humor y los juegos musicales. El Jumpin' Jack Flash del final es uno de los momentos más épicos que vivirás con una DS.

New Super Mario Bros

Top Nintendo DS

El Mario de toda la vida volvía por la puerta grande. New Super Mario Bros llegaba a los circuitos de Nintendo DS, no solo para convertirse en un autentico súper ventas de la consola, sino también para devolver la ilusión a todos aquellos que crecieron con el fontanero italiano en sus años mozos. Recorriendo escenarios que nos serán familiares (muchos recuperados de ediciones anteriores) viviremos una aventura como las de antes, repleta de champiñones, flores de fuego, tortugas con mala leche y goombas, pero también con novedades como una seta que te convierte en gigante (haciendo ocupar a Mario media pantalla de la maquina). Este juego, que posteriormente tendría una “secuela” en Wii, se convierte en un clásico que no podéis dejar pasar por alto.