Portada » Artículos » Artículo » Guía orientativa: Imagen en Wii

Guía orientativa: Imagen en Wii

Ha llegado la hora. Los meses han pasado con más velocidad de la esperada, y el lanzamiento de Wii está a la vuelta de la esquina. Nintendo nos trae un nuevo producto que promete diversión sin límites, pero… ¿estamos nosotros y nuestros hogares preparados para recibirla?Desde Revogamers queremos ofreceros una pequeña guía que sirva de ayuda a la hora de exprimir al máximo la experiencia de juego, y a la vez disipar las dudas que planean sobre todo comprador indeciso respecto a dónde y cómo jugar a la consola. En este primer capítulo nos ocuparemos de la imagen en Wii.


3º - Cable S-Vídeo:

El S-Vídeo es una mezcla entre la conexión RGB y la de vídeo por componentes. El S-Vídeo se compone de una conversión hacia abajo en dos señales (Y/C) de la señal original en RGB (la señal separada de los colores rojo, verde y azul). Es por ello que a esta conexión también se la conoce como Y/C. La señal Y transporta la información de luminancia o blancos y negros, mientras que la señal C informa sobre los valores de color. Naturalmente, la calidad de la señal C es menor en comparación con los resultados obtenidos con una señal RGB. El conector se suele encontrar en formato mini-DIN de 4 o 7 pines. Esta conexión tampoco transporta sonido, por lo que nos encontraremos de nuevo con las dos clavijas RCA correspondientes. La calidad obtenida es menor que con el sistema RGB. A pesar de que en ciertas ocasiones pueda aparentar una mayor nitidez, ésta se debe a la escasa saturación de colores que consigue, perfilando las líneas de contorno de los objetos.
 
cable Super Video S Video clavija

4º - Cable Vídeo Compuesto:

Esta será la conexión que Wii incluirá de serie.

El vídeo compuesto transporta por un solo cable (normalmente un conector tipo RCA de color amarillo) únicamente la señal de vídeo. Como dice su nombre, está "compuesto" por toda la información de vídeo y códigos de tiempo. Es una conversión hacia abajo de la imagen original almacenada en formato RGB (rojo, verde y azul). Consta de la información de blancos y negros (señal Y), información de color (señal C) más los impulsos de sincronización y tiempo adicionales. Todo ello transportado en un cable, lo que obviamente crea problemas de interferencias entre las señales obteniendo un resultado aceptable pero muy mejorable.

A pesar de su menor calidad, es una conexión que sigue en el mercado ya que está presente en la inmensa mayoría de las pantallas. Mediante un único cable se puede alimentar un televisor con señal de vídeo, de nuevo juntamente con los mencionados conectores RCA para el sonido.

Estos tres conectores RCA pueden, mediante un sencillo adaptador que en principio incluirá Wii en Europa, acoplarse a una entrada SCART o Euroconector, facilitando la conexión en algunos casos, si bien debemos tener claro que esto no aportará ninguna mejora a la calidad de imagen. Es una simple cuestión de formas.
 
cable de serie adaptador scart

Existen otro tipos de conexiones con varias resultados de variada calidad (D-Link, VGA, RF, DVI, HDMI…) si bien la su comercialización en Europa no ha sido oficialmente confirmada por Nintendo, por lo que no generaremos confusión analizando sistemas que, al menos de momento, no van a tener relación con Wii.

Hablando de Hercios:

En el mundo existen 3 sistemas de televisión en color: NTSC, SECAM y PAL. Tanto los sistemas SECAM como PAL tienen una tasa de refresco (número de veces que la pantalla se fresca por segundo) de 50 Hz, mientras que el sistema NTSC tiene una tasa de 60 Hz. Dado que el sistema NTSC es el más utilizado a nivel mundial (con 2 de los 3 grandes mercados: USA y Japón), una gran parte de los juegos se desarrollan con una tasa de 60 Hz, viéndose adaptados posteriormente a los 50 Hz del sistema PAL para ser distribuidos en Europa. Anteriormente, el resultado era que muchos de los títulos que sufrían esta adaptación cargaban con una apreciable pérdida de velocidad que afectaba negativamente a la experiencia de juego. En principio la mayoría de los juegos de Wii estarán planteados para funcionar a 60 Hz, si bien es posible que las conversiones cuenten con algún sistema de elección para aquellos que dispongan de una pantalla no compatible, ya que en caso de no soportar está función el usuario podría experimentar problemas como la visión en blanco y negro o la caótica aceleración de las imágenes hasta convertir en injugable cualquier título. Aún así, la mayoría de pantallas vendidas los últimos años son compatibles con el sistema PAL-60, variación que soporta esa tasa de refresco manteniendo el sistema de color PAL.