Portada » Artículos » Artículo » Guía orientativa: Imagen en Wii

Guía orientativa: Imagen en Wii

Ha llegado la hora. Los meses han pasado con más velocidad de la esperada, y el lanzamiento de Wii está a la vuelta de la esquina. Nintendo nos trae un nuevo producto que promete diversión sin límites, pero… ¿estamos nosotros y nuestros hogares preparados para recibirla?Desde Revogamers queremos ofreceros una pequeña guía que sirva de ayuda a la hora de exprimir al máximo la experiencia de juego, y a la vez disipar las dudas que planean sobre todo comprador indeciso respecto a dónde y cómo jugar a la consola. En este primer capítulo nos ocuparemos de la imagen en Wii.

La imagen en Wii:

Nintendo nos trae Wii de la mano de la mejor representación de imagen posible fuera de la llamada Alta Definición (HD). Los juegos en Wii se mostrarán en una resolución máxima de 480p, lo que aportará una gran nitidez y estabilidad a la imagen, especialmente cuando se proyecte sobre pantallas preparadas para sacar partido del escaneado progresivo, ya que esta cualidad conferirá una suavidad y nitidez a la que los europeos no estábamos habituados en las consolas del fabricante japonés.

Si bien por resolución de imagen no se puede etiquetar como HD, lo cierto es que la inclusión como norma del escaneado progresivo los juegos logrará que el resultado no quede en evidencia en televisiones HD a pesar de la falta de resolución.

La consola grabará en su memoria el modo de escaneado (entrelazado o progresivo), manteniéndolo independientemente del juego en uso, y parece lógico esperar un selector de formato configurable desde el menú, de acuerdo al formato de pantalla del que dispongamos.

Wii apuesta fuerte por el formato panorámico, ya que aunque es posible que muchos de los primeros títulos no lo incluyan, las posteriores entregas, y sobre todo las grandes producciones, lucirán de así en su máximo esplendor. Esto, que ha provocado cierta perplejidad y enfado en muchos seguidores de Nintendo, es en realidad un avance significativo en las capacidades de inmersión del sistema. A pesar de obtener una imagen aparentemente más pequeña en televisores 4:3 (con la “inclusión” de bandas negras en la parte superior e inferior), no es un aplastamiento de la imagen sino una amplificación del campo de visión lateral, provocando que se capte un mayor detalle y atención en el juego al usar toda nuestra capacidad visual (debido a que la vista humana es panorámica, como hemos comentado anteriormente).


El tamaño SI importa:

Jugar a Wii va a ser muy divertido, pero tendremos que adaptarnos a lo que necesita. Es posible que nos encontremos con ciertas incomodidades o sensaciones “extrañas” respecto al control al utilizar pantallas menores de 20 pulgadas, debido a la tecnología implantada en el mando. Si bien la caída de los precios de estos aparatos es continua, habrá quien le duela tener que despedirse del viejo y fiel 14 pulgadas de su dormitorio para poder convertirse en Wii-Player, pero una pantalla de al menos 20 pulgadas se hace poco menos que imprescindible para sentir adecuadamente las sensaciones que Wii transmite.
 

swing!También es importante tener en cuenta el espacio disponible, ya que Nintendo recomendará una distancia mínima de un metro y medio para permitir la detección precisa del mando en el espacio o el sistema de apuntado del mando, aunque probablemente en las pruebas que realizaremos este jueves trataremos de precisar al máximo estas consideraciones.

A partir de esa distancia cualquier cosa es imaginable: desde partidas de dobles con WiiTennis al más puro estilo Miyamoto o colocar en nuestra mirilla al villano de turno, hasta simples movimientos de muñeca desde nuestro sofá preferido. (Consultad "Cómo funciona el Wiimote " para más referencias)