Portada » Artículos » Artículo » Game Boy: la diversión en tu bolsillo

Game Boy: la diversión en tu bolsillo

Recordamos a las Game Boy, las consolas que cambiaron la industria.

La Game Boy se hace Pocket

Con la Game Boy Nintendo inauguró su tradición de rediseñar sus consolas portátiles. El primer paso fue ofrecer una amplia gama de opciones para los jugadores, coloreando, e incluso mostrando el interior, de la consola. La carcasa de la Game Boy se llenó de los colores que no tenía su limitada pantalla y se incidió en el mensaje de que todo el mundo podía tener la suya. Antes de la Game Boy rosa el concepto de chicas jugadoras no había sido contemplado por las desarrolladoras de hardware, ¿comenzó aquí la idea de Nintendo de juegos para todo el mundo?

El segundo paso fue la primera remodelación seria de la consola, compactando su tamaño y mejorando de forma sensible la pantalla, uno de sus aspectos más criticados. La pantalla original era de color verdoso y mostraba los píxeles en varios tonos de grises. El contraste era muy pobre y visualmente era un artilugio muy limitado.

Game Boy: la diversión en tu bolsillo

El primer paso de su remodelación fue cambiarla estéticamente, reduciendo enormemente su tamaño y dándole un aspecto más sofisticado. El primer modelo era de un moderno (para la época) metálico, que luego dio paso a toda una generación de Game Boy Pockets coloreadas. Cambió el tipo de pilas que usaba y se redujo en algo su autonomía, pero a cambio se consiguió reducir a la mitad su tamaño, manteniendo intactos sus componentes.

Por último, la pantalla se remodeló completamente. Se pasó de la escala de verdes a un verdadero contraste en blanco y negro, con mucha más nitidez. La Game Boy Pocket mejoraba los reflejos de la pantalla y la hacía más adecuada para jugar en exteriores, además de que su tamaño la hacía más transportable. Sin embargo la trayectoria de esta consola fue truncada, ya que Nintendo sacó el siguiente modelo de Game Boy sólo dos años más tarde, en 1998, con un cambio que convertía en obsoletas a sus precedesoras: La Game Boy Color.

Game Boy: la diversión en tu bolsillo

Sin embargo, antes de que los píxeles de la portátil de Nintendo se llenaran de colores, la Game Boy en blanco y negro (o en verde fuerte y verde clarito) todavía tenía un último as bajo la manga; un verdadero megatón que a partir de entonces marcaría el punto de inflexión en todas las consolas portátiles de Nintendo.