Portada » Artículos » Artículo » ¿Formato digital o formato físico?

¿Formato digital o formato físico?

La eShop de Nintendo abre nuevos caminos a la hora de obtener un juego para nuestras consolas. ¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de cada formato?  

Además, el formato digital evita la vibración del lector de Wii U que, a pesar de ser muy discreta, existe. A todo esto hay que sumar que para los juegos de uso frecuente (como puede ser el ya mencionado Nintendo Land si sueles jugar con tus amigos en multijugador local) es especialmente cómodo tenerlos instalados en la memoria interna o externa de la consola ya que así se evita tener que cambiar de disco constantemente para jugarlos.

Esta diferencia de rendimiento de un formato a otro podría ser evitada si Nintendo permitiera, como permiten otras plataformas, la instalación de los juegos en formato físico en la memoria de la consola. Desde mi punto de vista, es uno de los puntos que los de Kyoto deberían incorporar en alguna de las sucesivas actualizaciones de Wii U, aunque restaría valor al formato digital y tendrían que sumarse a la guerra de precios de otras plataformas digitales.

Otros factores

El formato digital sólo sirve para que un usuario juegue al juego, no permite ni revenderlo en tiendas de segunda mano ni intercambiarlo con amigos por otros juegos. A pesar de que todo apunta a que ni Microsoft ni Sony permitirán estas prácticas hasta ahora características del formato físico, a Nintendo todavía le da igual lo que hagas con tus juegos en formato físico una vez te los hayas comprado e incluso invita en algunos casos a que los compartas con amigos. .

Finalmente, el último punto que nos puede decantar por un formato u otro es el valor sentimental o el afán coleccionista. Parece una tontería pero a muchos nos gusta, de vez en cuando, observar nuestra colección de cajas, manuales y discos. Coger un juego y recordar lo que vivimos con él y decir: éste sí era bueno. También están las ediciones de coleccionista, que aunque existen para los dos formatos, en el físico cuentan con el aliciente de soler venir con libro de ilustraciones, periféricos, etc. O los propios manuales aunque, en este caso, cada vez son de peor calidad. Como contra argumento, se suele decir que el formato físico es más contaminante pero, sin embargo, esto no está demostrado ya que, si bien necesita de un soporte físico que puede llegar a generar basura, el formato digital también precisa de unos servidores que consumen recursos naturales por lo que es difícil determinar que un formato sea más ecológico que el otro. En resumen, a pesar de que en formato digital también existen ediciones especiales, a la hora de contentar el afán coleccionista el gran ganador es el formato físico.

Conclusiones

Nos damos cuenta de que cada formato tiene sus ventajas y sus desventajas y no hay un claro ganador ya que el precio, factor más determinante, es aproximadamente igual. Dependerá por lo tanto de las preferencias de cada usuario respecto a cada título, o de promociones aisladas. Para finalizar el artículo, enumeramos en la siguiente tabla de forma contrastada las características de cada uno:

Rojo: pierde la comparación. Verde: gana la comparación. Negro: empate.

Y a ti, ¿Cuál es el formato que más te conviene?