Portada » Artículos » Artículo » ¿Formato digital o formato físico?

¿Formato digital o formato físico?

La eShop de Nintendo abre nuevos caminos a la hora de obtener un juego para nuestras consolas. ¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de cada formato?  

El segundo punto es la comodidad a la hora de comprarlo. Con el formato digital se acabaron las rupturas de stock y los productos descatalogados ya que no precisa de un dispositivo físico real que se pueda agotar. Sin embargo, la parte negativa es que, una vez comprado, el juego ha de descargarse en tu consola, por lo que el tiempo de espera puede llegar incluso a ser superior al de ir a la tienda y adquirirlo. El modo de pago también puede asustar a los más desconfiados y más si se piensa en los recientes robos de cuentas de la tienda digital de Sony. Sin embargo y como explicamos hace un tiempo en Revogamers, existen muchos métodos confiables para comprar por internet por lo que esto no debería suponer una barrera. A pesar de estos pequeños puntos negativos, es innegable que por norma general el formato digital es más cómodo de comprar que el formato físico. De todas formas, también puedes comprar un juego en formato físico y que te lo manden por correo aunque, en este caso, habría que sumar generalmente los portes al precio amén de un ineludible tiempo de espera de varios días.  

Otro punto que a muchos importa es la disponibilidad del juego a lo largo del tiempo. Un juego en formato físico dura hasta que se rompa el soporte, cosa que es bastante difícil pero no imposible. En cambio, en formato digital un juego dura hasta que desaparece de los servidores y se rompe tu consola cosa que, a pesar de necesitar la conjunción de dos factores independientes, es más probable que lo anterior. El caso más reciente de desaparición de un juego de los servidores de una tienda digital de Nintendo es el de la saga Donkey Kong Country en la Consola Virtual de Wii.

Rendimiento

¿Funciona mejor un juego en formato digital o en formato físico? Es el tercer punto que se suele valorar y como respuesta obtenemos una aplastante victoria del formato digital. Los títulos que obtengamos vía eShop funcionarán en líneas generales mejor que los que obtengamos de la forma tradicional ya que se instalan en la memoria interna de la consola o en el disco duro. En cualquier caso, la velocidad de lectura es inferior a la del formato óptico lo que propicia unos tiempos de carga sensiblemente inferiores (La velocidad de lectura máxima del lector de Wii U es de 22,5MBps -de las más altas del mercado en cuanto a formato óptico- mientras la máxima de un dispositivo USB 2.0 es de 60MBps -aunque suele funcionar a unos 30MBps-, siendo la velocidad de lectura de la memoria interna a su vez superior a la del USB 2.0 -aunque no dispongo de datos precisos).