Portada » Artículos » Artículo » Fire Emblem: El Emblema de Fuego

Fire Emblem: El Emblema de Fuego

Todo lo que siempre quiso saber de Fire Emblem pero no se atrevió a preguntar.

El salto a occidente

Tras el paso por Super Famicom, se diseñó en un principio el sexto Fire Emblem para Nintendo 64, llamado Maiden of the Dark, sin embargo, finalmente se publicó con notables cambios como un juego para GameBoy Advance. Hablamos de Fire Emblem: Sword of Seals, el protagonizado por Roy, conocido por muchos por ser un personaje jugable en Super Smash Bros Melee.

Los diseños usados en este Fire Emblem sentaron las bases del resto de entregas para la portátil. Los sprites lucen especialmente bien en las escenas de combate, con unas animaciones muy vivas. No es extraño que muchos fans prefieran el estilo adoptado en GBA al usado en plataformas más potentes como DS, donde a nivel artístico el juego parece que retrocede.

Pero fue a la séptima cuando no sólo los japoneses pudieron disfrutar de esta saga. Fire Emblem Blazing Sword, más conocido como Fire Emblem a secas por estas tierras, fue el primero en llegar a Amérida y Europa, con traducción al castellano incluida. Cronológicamente es la precuela de Sword of Seals, ya que su principal protagonista, Eliwood, es el padre de Roy. En cuanto a la mecánica, poco cambió con respecto al anterior. Avanzó un poco más en el sistema de afinidades y apoyos y algunos cambios tanto técnicos como tácticos, como la inclusión de nuevas clases. Además, incorporó otros dos paquetes de niveles: la historia de Lyn, que sirve de introducción y es muy útil para el jugador novel, y la historia de Héctor, que narra los mismos hechos que la historia de Eliwood; pero con niveles más complicados.

Fue The Sacred Stones el que rompió de nuevo con algunos de los esquemas habituales, retomando elementos que sólo se habían visto en Gaiden, como los dos Lores, poder elegir entre dos promociones o la existencia de un mapa por el que desplazarte para derrotar enemigos aleatorios o entrar en mazmorras entre los niveles convencionales, ideal para farmear. Éste fue el último Fire Emblem hecho enteramente en 2D, pues poco después (en Europa, de hecho, compartió fecha de lanzamiento con TSS) saldría Path of Radiance para GameCube, el primero con gráficos poligonales y protagonizado por Ike, personaje jugable en Super Smash Bros Brawl.

Fire Emblem

Una vez más, el cambio de plataforma trajo consigo varios cambios en la jugabilidad. Desaparecieron bastantes clases para introducir otras tantas, la mayoría basadas en una nueva raza: los laguz, humanoides con la capacidad de convertirse en animales. Esto recuerda a los manaketes, los hombres dragón presentes en toda la saga; pero no es más que una tribu más de laguz, pues otras pueden convertirse en aves o felinos. También se recuperó el sistema de habilidades usado en algunos de los juegos para SNES.