Portada » Artículos » Artículo » Cronología de Mario (II)

Cronología de Mario (II)

Todo juego tiene una historia, pero sólo uno incluye champiñones.

La Línea Temporal P (de Paper)

Como no sabía dónde estaba exactamente, a Bowser sólo se le ocurrió una cosa que hacer: secuestrar a Peach. Justo cuando Mario lo estaba derrotando (esto ocurre cada vez más rápido, ¿no os parece?) apareció Exor, una espada gigante, y, antes de que el malvado rey dragón se diera cuenta, se tuvo que aliar con Mario para reunir Siete Estrellas que habían caído del cielo y evitar que Peach se casara con un vikingo (no hay que olvidar que la Línea Temporal Paper deriva de una realidad casi idéntica a la Línea Temporal Caótica y que ese nombre no está puesto por un capricho del redactor: ¡esto es ciencia!).

Cronología de Mario

Mientras todos se alegran de haber salvado a la princesa y Bowser terminar de encajar en esta nueva realidad, aparece una nueva especie de extraterrestres, los Shroobs, que vuelven a secuestrar a la princesa Peach. Mario y Luigi se alían con sus versiones infantiles (que pasaban por ahí en medio de toda esta sopa espaciotemporal) y consiguen rescatarla.  Sin embargo, entre las injerencias de Exor y ahora la de los Shroobs se produce una nueva distorsión de la realidad.

Discriminada totalmente porque ella también quería viajar entre dimensiones, la enfermedad que Doctor Mario consiguió erradicar en la Línea Temporal D decide darse un paseillo y acaba recalando en la Línea Temporal Paper. Para acabar con ella, Mario y Luigi se meten en el interior del cuerpo de Bowser, como en la película “El Chip Prodigioso”, hasta conseguir acabar con ella.

Ya todo el mundo creía que reinaría la paz, al menos un par de semanas para dar cumplimiento al Convenio Colectivo, pero aparentemente el Reino Champiñón debe tener una entrada importante en la Guía del Autoestopista Galáctico y una tercera (o era cuarta) raza de aliens, los X-Nauts, llegan al Reino Champiñón y quieren socializar, todo de buen rollito. Lo malo es que para caer bien habían estudiado las costumbres de la zona e hicieron lo que todo el mundo (y lo que aparentemente debe venir recomendado en la Guía del Autoestopista Galáctico): secuestrar a Peach, haciendo de paso una gimkana con cristales estelares, que Mario, por supuesto, superó con nota.

El último episodio de este universo se da cuando el malvado Conde Cenizo decide destruir el tejido temporal del universo casando a Bowser y a Peach, sin darse cuenta que bastaba con estornudar un poco más fuerte en el lugar indicado, tan revuelto estaba ya todo. Secuestra a Peach (que debe de tener un bono de secuestros la tía) y organiza un guirigay de mucho cuidado (con bug incluido).

Afortunadamente Mario recupera algo de las tres dimensiones que faltaban a este universo y comienza su sanación poco a poco. Baste decir que consiguió rescatar a Peach y restaurar esta brecha dimensional.

Y aquí concluye el segundo tomo de las Cronologías de nuestro fontanero/doctor/deportista y fabricante de juguetes favorito. ¿Fabricante de juguetes? No os perdáis nuestra tercera y última entrega de la Cronología de Mario, en la que descubrimos las líneas temporales que quedan y ponemos broche final a esta labor de espionaje encomiable.

Artículo por José Manuel Bringas.

Idea original de Israel Ramos

Comenta en el foro tus teorías sobre la Cronología de Mario