Portada » Artículos » Artículo » La Consola Virtual: Vuelve la Leyenda

La Consola Virtual: Vuelve la Leyenda

Continuamos con la cuarta entrega de la guía en castellano más completa que puedas encontrar sobre la Consola Virtual, incluyendo reseñas de las últimas novedades.

 

CHEW MAN FU

Género: Acción/Puzzle

 Hudson nos trae un juego de acción/puzzles para la Consola Virtual. Con aspecto simpático y una mecánica única, Chew Man Fu trata de ganarse la amistad de los aficionados del género y de los más pequeños. ¿Logrará enganchar?

Básicamente, este título nos reta a pasear por unos laberintos llenos de enemigos empujando unas bolas hasta los pedestales de su mismo color. Una vez que todas están colocadas en sus sitios, el nivel llegará a su fin y pasaremos a la siguiente pantalla, así hasta 550 veces. Para eliminar a los enemigos (erizos, gorilas...) que aparecen a nuestro paso y facilitarnos la tarea, podremos golpearles con las bolas que arrastremos, añadiendo algo de acción al componente táctico de esquivar sus movimientos. Una mecánica que si bien es bastante entretenida, peca de ser bastante simplona a la larga, con un interés inicial que va desinflándose paulatinamente, en buena parte culpa de unos niveles que parecen repetirse hasta la saciedad.

Para acompañar al modo principal, dispondremos de un modo multijugador y del "Kick Mode", que consiste en un partido de fútbol de uno contra uno sin apenas posibilidades. Aparte, un editor de mapas permitirá al jugador crear sus propios niveles. Quizá sería una buena si no existieran los restantes 550 niveles predefinidos que ofrecen toda la variedad posible a unos escenarios tan limitados en extensión.

En resumen, Chew Man Fu es lo bastante colorido y entretenido para satisfacer a los jugadores más jóvenes, pero que difícilmente interesará a un usuario más exigente. En su terreno, Bomberman '93 se hace mucho más variado, interesante y divertido, y alejándonos un poco al terreno de los puzzles más típicos, Columns o Wario's Woods son opciones más aconsejables.

Valoración:


DOUBLE DUNGEONS

Género: RPG

 Aunque TurbografX le ha dado grandes títulos a la CV como Bonk's Adventure y Bomberman '93, parece que Hudson está empeñado últimamente en dotarle también de un fondo de catálogo extenso, a riesgo de que la calidad de los juegos caiga en picado. Double Dungeons es un claro ejemplo de esto.

Se me ocurren muy pocas razones por las cuales este título deba interesar a alguien, incluso si fuera de descarga gratuita, y no costando los 600 puntos que piden por él. El jugador se encuentra solo ante 22 mazmorras laberínticas, mostradas en vista de primera persona en un entorno tridimensional simple pero consistente. Y ahí se acaban las buenas noticias.

El desarrollo del juego es extremadamente simple y repetitivo. Si encuentras a un enemigo, solo debes acercarte a él y pulsar el botón de ataque hasta que desaparezca de la pantalla. En caso de que resista más que tu personaje, tampoco importa mucho, pues simplemente regresa al principio del mapa con toda la vida repuesta, y sin haber perdido la experiencia adquirida hasta ese momento. Así que, básicamente, es posible pasarse el juego simplemente reintentando los combates una y otra vez hasta haber eliminado a todos los enemigos del mapa. Por supuesto existen objetos a utilizar, tiendas y posadas como en todo buen RPG, una lástima que queden eclipsados por unas batallas tan aburridas como repetitivas.

A destacar la enorme parquedad técnica de todo el conjunto. De no ser por la paleta de colores, podríamos creer que estamos ante un juego de 8 bits, con menús estáticos ocupando casi toda la pantalla, total ausencia de animaciones, música para olvidar, y nada, absolutamente nada que agradezcan los ojos.

Desde la pantalla de prólogo con faltas de ortografía el jugador ya empieza a sospechar lo que se le viene encima. Double Dungeons tiene la profundidad de un charco. Un sistema de batallas monótono y unos gráficos de la generación pasada y escasamente inspirados hunden a este juego al fondo de calidad de todo el catálogo. En absoluto recomendable. Si sientes nostalgia por él, quizá lo mejor sería gastarse el dinero en un juego diferente.

Valoración:


NEW ADVENTURE ISLAND

Género: Plataformas

 Nos llega al catálogo de la CV la quinta parte de la saga Adventure Island. ¿Realmente nos ofrece algo "nuevo" o su intención se queda en el nombre?

A decir verdad, New Adventure Island es un juego divertido y gratificante. El personaje principal, Master Higgins, deberá recorrer a toda prisa los distintos niveles, recuperando fuerzas constantemente al recoger fruta para evitar desfallecer; y eliminando a todos los enemigos que se le crucen utilizando las armas que vaya encontrando (hachas, bumeranes, flechas...). Otra característica típica de Adventure Island es la posibilidad de usar un monopatín para ir más rápido.

Para finalizar la aventura habrá que atravesar seis islas, cada una con una temática distinta. Una isla nevada, otra volcánica, otra desértica... Así hasta alcanzar la fortaleza del Baron Bronsky. Esto unido a una curva de dificultad adecuada hace de este New Adventure Island un juego al que habrá que dedicarle bastantes horas para completarlo.

Gráficamente es un juego bastante vistoso, con sprites muy grandes y definidos y una estética que recuerda a esa joya también de TurboGrafX, Bonk's Adventure. Melodías simpáticas y coloridos escenarios y personajes que le dan una buena presentación al conjunto.

Sin embargo, y concluyendo, lo cierto es que New Adventure Island se degusta más como un juego de la generación de 8 bits que a la actual debido a su simple sistema de juego de avanzar y pegar. El salto a TurboGrafx supuso una renovación gráfica pero no jugable que al final le pasa factura. No puede compararse con joyas como Super Mario World o DK Country, y dentro del mismo catálogo de TurboGrafx, Bonk's Adventure se apetece más interesante. Un título que divertirá a los más jóvenes y a los nostálgicos, pero ciertamente, existen mejores alternativas disponibles.


Valoración:


SPLATTERHOUSE

Género: Beat'em up

 Se podría decir que SplatterHouse es el abuelo del "Survival Horror". Este beat'em up, lanzado por Namco a finales de los 80 se distingue de los demás por su atmósfera tenebrosa y oscura, con horribles monstruos acechando en cada esquina de la West Mansion.

Es innegable que lo mejor de este juego es su fantástica ambientación. Aunque desmerece comparado con las versiones arcade, lo cierto es que este SplatterHouse para TurboGrafX goza de un apartado técnico bastante digno. Enormes y detallados engendros monstruosos, y una música y unos efectos de sonido a la altura proporcionan la atmósfera adecuada a sus ocho niveles. Solo las animaciones del personaje principal, lentas y poco creíbles, restan puntos a este apartado.

Pero es a nivel jugable donde la cosa decae bastante. Acostumbrados como estamos a joyas del beat'em up como el antes analizado Streets of Rage, Golden Axe o Double Dragon, SplatterHouse acaba sabiendo a poco. Cierto es que el jugador dispone de una buena variedad de armas y que la ambientación es bastante buena, pero también lo es que la variedad de movimientos es tan limitada que a veces el juego se torna repetitivo.

Namco ha hecho bien trayendo un juego que sentó las bases de muchos títulos de hoy en día y que hará las delicias de los nostálgicos. Pero la verdad es que dentro del catálogo de la Consola Virtual encuentra serios oponentes que lo dejan en mal lugar. No obstante, si buscas una aventura oscura y siniestra con un toque retro, SplatterHouse no es tan mala elección.

Valoración: