Portada » Artículos » Artículo » La Consola Virtual: Un acercamiento al pasado

La Consola Virtual: Un acercamiento al pasado

Junto a tanta innovación, parece que la Consola Virtual es solo un añadido más para Wii. Sin embargo, en este reportaje aclaramos por qué este servicio online se convertirá en uno de los pilares más importantes de la nueva consola de Nintendo.

 

"El cerebro de la bestia", los años dorados de Nintendo, nos trae una selección corta pero refinada. A pesar de no contar con el impresionante catálogo del que ya disfrutan los japoneses, la lista europea está formada por tres joyas ideales tanto para el jugador nostálgico como para el actual debido a su gran calidad técnica y jugable, que mezcla de forma sabrosísima retro con conocido. Si vais a inaugurar vuestra cuenta, deberíais empezar a mirar por aquí.


DONKEY KONG COUNTRY

Género: Plataformas

 El mono gigante de Nintendo saltó a Super Nintendo de la mano de Rare, dando lugar a uno de los mejores juegos de plataformas de la historia del videojuego.

A nivel técnico fue toda una revolución, ya que fue el primer juego de consola que utilizó gráficos 3D prerrenderizados. Por primera vez un juego lucía tan bien como el dibujo de la caja. Esto, junto con su magnífica banda sonora, sirvió para adornar uno de los juegos de plataformas más rápidos y divertidos.

Su amplia variedad de niveles está repleta de secretos por descubrir. Alternando entre Donkey Kong y su amigo chimpancé Diddy, atravesarás a toda velocidad junglas, montañas, cuevas submarinas... Y no lo harás solo. Algunas criaturas te ayudarán, como Rambi, el rinoceronte o Expresso, el avestruz. Con ellas podrás arrasar (aún más si cabe) con todo lo que te salga al paso. Además, este juego ofrece una gran variedad de situaciones al jugador, como las persecuciones en vagoneta o poder dispararse a sí mismo usando barriles explosivos.

Para incrementar más aún su valor y durabilidad, DK Country ofrece dos modos de juego multijugador, cooperativo y duelo, que garantizan horas de diversión en compañía.

DK Country es una joya que nadie debería perderse, uno de los juegos más valiosos de la Consola Virtual y quizá el mejor plataformas del lanzamiento del servicio online.

Valoración:


F-ZERO

Género: Velocidad

 Para quien no conozca esta saga, inaugurada por este videojuego, F-Zero nos traslada a un mundo de vertiginosas carreras futuristas de naves flotantes. Todos los F-Zero comparten dos características esenciales: su velocidad y su dificultad. Las carreras se desarrollan a una velocidad de vértigo, que se ha ido incrementando con cada iteración (los que han probado F-Zero GX lo saben bien) y, a pesar de la sensibilidad y la suavidad de manejo de las máquinas, son juegos realmente difíciles.

En sus larguísimas pistas podemos encontrar todo tipo de trampas y obstáculos, como rampas, zonas deslizantes o incluso minas. Nuestra nave posee su propia barra de vida. Si este indicador llega a cero, la nave explotará y seremos descalificados.

La versión que nos atañe es la primera de la saga. Y no es de extrañar que este juego engendrara tantas continuaciones. F-Zero para SNES es un juego muy completo. Tres ligas de cinco pistas cada una, cuatro niveles de dificultad desbloqueables, cuatro coches para elegir y dos modos de juego. Aunque se echan en falta elementos añadidos posteriormente como el turbo, y la amplia variedad de modos de juego de las que gozan los F-Zero hoy en día como el modo multijugador, historia, batalla o contrarreloj.

Pero lo cierto es que esta versión es realmente divertida y es un auténtico reto hasta para el jugador experto. Además, fue el primer juego de SNES en hacer uso intensivo del Modo 7, una capacidad del hardware de SNES para generar entornos tridimensionales, el cual hace lucir el juego estupendamente.

En definitiva, F-Zero hará las delicias de los que busquen una experiencia de carreras arcade, un juego completo que enganchará durante mucho tiempo a todo aquél que lo pruebe, y a un precio extraordinario.

Valoración:


SIMCITY

Género: Simulación

 El simulador de ciudades de Will Wright estableció un nuevo paradigma en el mundo del videojuego. No era un juego en el que se pudiera ganar o perder, no había que cumplir ningún objetivo en concreto. Simplemente jugar y ver lo que ocurría.

Incluir este juego dentro del catálogo de la Consola Virtual ha sido un gran acierto. SimCity para SNES nos pone en la piel del alcalde de una ciudad. Deberemos concentrar nuestros esfuerzos en hacerla crecer y hacer felices a sus habitantes. Para ello debemos tener en cuenta muchísimas variables, desde prestar los servicios mínimos de luz y protección policial hasta cuidar del tráfico y de la economía.

En SimCity podremos construir residencias, comercios, industrias, calles, parques, tranvías y todo tipo de atenciones al ciudadano como estaciones de bomberos, comisarías, bancos, casinos, estadios... Para garantizar la felicidad de nuestros habitantes tendremos que procurar que tengan todos esos servicios accesibles, que no paguen muchos impuestos, evitarles apagones, mantener a raya el crimen... Y por supuesto, hacer lo posible para minimizar el efecto de los desastres naturales que cada cierto tiempo azotarán nuestra ciudad.

La reacción de los ciudadanos está magníficamente implementada, comportándose la urbe entera con una naturalidad asombrosa. Will Wright supo diseñar en su tiempo un sistema de simulación sólido que a día de hoy sigue resultando impactante.

La versión de Super Nintendo incluye una peculiaridad sobre las demás, y es que uno de los desastres naturales a los que tendremos que enfrentarnos, el ataque del lagarto gigante, ha sido sustituido por la aparición de un enorme Bowser que lo arrasa todo a su paso. Aunque este juego se maneje muchísimo mejor con un ratón, la implementación con la cruceta no ha sido mala, ya que tan sólo pulsando un botón podremos desplazarnos rápidamente a través del mapa, un acierto que agiliza mucho el juego.

En definitiva, SimCity es un juego muy recomendable para todo tipo de jugadores, desde hardcore hasta inexpertos. La obra de Wright sigue brillando hoy en día, y aunque esta versión no luce tan bien como sus secuelas ni posee tantas opciones, por ese precio es difícil resistirse.

Valoración:


 

Es una verdadera lástima que el catálogo inicial de una consola que ha brindado tan extraordinarios juegos sea tan reducido, no solo en Europa, sino en todo el mundo. Eso sí, el elegido no podía ser otro que Super Mario 64.

Nintendo 64, si bien ha empezado despacio ofreciendo una oferta limitada a un único juego, ofrece un potencial enorme para los futuros compradores de juegos retro. En poco tiempo disfrutaremos de clásicos de gran calidad como Lylatwars o el incomparable Legend of Zelda: Ocarina of Time.


SUPER MARIO 64

Género: Plataformas

 Super Mario 64 fue el pionero de los juegos 3D tal y como los conocemos hoy en día y fue el primer gran éxito de Nintendo 64, así que no debe extrañar a nadie que sea uno de los elegidos para estrenar la Consola Virtual.

Llamar retro a este juego es para él casi un insulto. Sentó las bases de los juegos modernos y, a día de hoy, sigue preservando intacta su frescura original.

Podríamos empezar a hablar de sus 120 estrellas por recoger, de sus inmensos y preciosos mundos escondidos detrás de los cuadros, de las titánicas luchas contra Bowser... Pero nos sería imposible haceros llegar la magnitud de esta aventura en tan pocas palabras. Es, simplemente, una obra maestra.

Olvídate de Super Mario 64 DS, este juego es para manejarlo con un joystick analógico. Olvídate de Super Mario Sunshine, fue poco más que la sombra del original. Si tienes 1.000 puntos en la Consola Virtual, no dudes en invertirlos en este juego. Es, sin duda alguna, el mejor de su catálogo inicial.

Valoración: