Portada » Artículos » Artículo » La Consola Virtual: Un acercamiento al pasado

La Consola Virtual: Un acercamiento al pasado

Junto a tanta innovación, parece que la Consola Virtual es solo un añadido más para Wii. Sin embargo, en este reportaje aclaramos por qué este servicio online se convertirá en uno de los pilares más importantes de la nueva consola de Nintendo.

TENNIS

Género: Deportivo

 Tennis nos ofrece un simulador extremadamente sencillo pero a la vez complejo y desafiante.

Dos modos de juego, para un jugador o para dos. 5 niveles de dificultad. Una sola pista. Un partido. Un rival a batir. Y con Mario haciendo de árbitro. Eso es todo lo que nos ofrece Tennis, uno de los juegos más simples de esta Consola Virtual. Sin embargo que nadie piense que su durabilidad pueda ser corta.

Tennis es un juego en el que es necesario tener mucha práctica para llegar a dominarlo. Es necesario controlar el momento justo para realizar el saque, calcular con mucho atino las distancias y saber encajarle un globo al rival cuando éste nos acose desde la red. El rival no te lo pondrá fácil, con una IA bastante capaz de sorprenderte y hacértelo pasar mal, algo que hará que hará al juego más divertido y desafiante. La puntuación y las reglas son idénticas a los partidos reales, así que nadie debe esperar de este juego una experiencia tan arcade como la de su primo Mario Tenis.

Este título, a pesar de su sencillez extrema, es el título deportivo más equilibrado de esta primera remesa de juegos de NES. Por delante de la pasividad de Baseball, la IA abusiva de Ice Hockey o el esquema mal planteado de Soccer, Tennis recoge en sí el espíritu de simplicidad y eficacia de Nintendo y se convierte en una buena opción para los amantes de este deporte y los enamorados de NES. La mejor elección deportiva de tu Consola Virtual.

Valoración:


THE LEGEND OF ZELDA

Género: Action RPG

 ¡Es un Zelda! ¡Este cae seguro! ...O tal vez no.

Por extraño que pueda parecerle a los jugadores más jóvenes, amar con locura Ocarina of Time y tener en un altar a Miyamoto no garantiza el que este juego pueda gustarte.

No olvidemos que estamos ante el primero de la saga, aparecido en 1986. Esto conlleva que el juego comparte muchas similitudes con los actuales Zelda: Mazmorras llenas de monstruos y puzzles, un inmenso reino de Hyrule para explorar, comerciantes, armas, el Triforce, Ganon... Pero también que muchos de los errores y carencias que se han subsanado con el tiempo permanezcan aún ahí.

El más grave con diferencia es la total y absoluta falta de orientación. Durante el juego, nada, absolutamente NADA te indica lo que tienes que hacer para superar la aventura. Desde el principio tienes libertad absoluta para entrar en las mazmorras que quieras, pero no podrás superarlas sin ayuda de los objetos que sólo puedes conseguir en determinados lugares. Esto hace que la mayor parte de la experiencia sea frustrante, un ir y venir preguntándote qué tienes que hacer después. A un seguidor de la saga le desconcertará también la ausencia de urbes en el mapeado. Los pocos comerciantes que veas los encontrarás escondidos en cuevas, completamente aislados del mundo, el cual está poblado por nadie más que por los monstruos típicos de Hyrule.

Por supuesto, nada de esto quita que sea uno de los mejores del catálogo de NES. Estamos hablando del primer juego de consola de la historia capaz de guardar partidas en la memoria del cartucho, de un juego extraordinariamente complejo y largo para su época, con un inmenso mundo que explorar y un amplio inventario de objetos. Todo esto se nota al compararlo con los otros juegos del catálogo de NES para Consola Virtual, los cuales apenas llegarían a la categoría de minijuego comparados con este.

La saga Zelda empezó fuerte con uno de los juegos más innovadores de su era, con un título que otorgaba mucha libertad al jugador (quizá demasiada) y cargado de posibilidades. Desde luego tiene el privilegio de ser uno de los pocos juegos de Consola Virtual de NES que realmente vale lo que cuesta, por su gran longitud y por el gran desafío que supone.

Por otro lado, hoy en día sus logros adquiridos no resultan al jugador actual tan impactantes como lo fueron en su tiempo, y por ello el primer Zelda no pasa de ser un juego para los fans de la saga que quieran explorar sus orígenes y para los amantes de los action-RPG.

Por desgracia, el tiempo no ha pasado en valde por este primer Zelda, y su cartucho dorado ha perdido algo de brillo con los años.

Valoración:

URBAN CHAMPION

Género: Lucha

 Podríamos considerarlo el abuelo de los juegos de lucha callejeros. En Urban Champion serás un chico que pelea para ser el amo de las calles.

Cada combate se desarrolla delante de un edificio, y el objetivo es expulsar a tu oponente fuera de la acera, empujándolo a golpes hasta la parte derecha de la pantalla. Cuando le derrotes avanzarás hasta el siguiente edificio, donde deberás enfrentarte de nuevo con él. Pasados unos cuantos combates, acabarás tirándolo a una alcantarilla abierta, y te declararás campeón de la ronda, pasando al siguiente barrio. Y vuelta a empezar.

Lo cierto es que la NES no era una consola muy propicia para un juego de este tipo. Solo deberás pulsar un botón a lo largo de las peleas, el de puñetazo, y a partir de ahí toda la técnica estará en encajarle al contrario un golpe bajo o alto en el momento oportuno utilizando la cruceta. También habrá que cuidarse de esquivar las macetas que de vez en cuando nos lanzarán las vecinas desde sus ventanas. Pero nada más. Acostumbrados como estamos a juegos con cientos de combos distintos y un botón para cada extremidad del personaje, la mecánica de Urban Champion se apetece demasiado simple y repetitiva.

Hay que decir en su favor que técnicamente exprime bastante el potencial de NES. Exhibe una gran variedad de fondos para las luchas, con escaparates que tardarás muchas rondas en ver repetidos. Las animaciones tampoco están mal para la época y las poses de los personajes son muy simpáticas y tienen mucha personalidad. Mención especial a la pose distraída de los contrincantes al pasar el coche de policía, sencillamente genial. La música también acompaña, con una melodía agradable cada vez que se gana un combate.

Sin embargo esta atención al detalle no logra salvar un juego que si bien pudo ser muy bueno en su día, no ha envejecido bien. Pertenece a uno de los géneros que más ha evolucionado a lo largo de los años, y el agravio comparativo es una dura carga para él. Resultará interesante para los amantes de lo muy retro, pero quizá aquellos que buscan un buen juego de peleas deberían mirar mejor el catálogo de MegaDrive.

Valoración:

WARIO'S WOODS

Género: Puzzle

 Wario's Woods es un puzzle muy atípico. A diferencia de en los demás juegos de su género, en este título el jugador no controla directamente a las piezas, sino a Toad, en una de sus escasas apariciones jugables.

Resumiendo la mecánica del juego: cada pantalla se desarrolla dentro de un tronco de árbol hueco lleno de criaturas de colores. Desde arriba van lloviendo bombas, y manejando a Toad deberás juntar tres monstruos o bombas del mismo color para hacerlos desaparecer. Cuando todas las criaturas hayan desaparecido, lloverán monedas y podrás pasar al siguiente árbol. Cada cierto número de rondas aparecerá un jefe de nivel, con un determinado número de vidas. Para eliminarlo debes hacer sucesivas líneas en las que él se encuentre hasta que su vida llegue a cero.

Wario's Woods es un juego bastante difícil. Su extraña apuesta por el control indirecto de las fichas hace que su curva de aprendizaje sea más dura que en otros títulos más conservadores de la Consola Virtual como Columns o Dr. Robotnik's Mean Bean Machine. Sin embargo quienes lo dominen descubrirán un juego desafiante y complejo. Los monstruos variarán a lo largo del juego, y para eliminar algunos será necesario recurrir a técnicas avanzadas. Cierto tipo de criaturas solo desaparecerán al utilizar diagonales, otros solamente si se les bombardea dos veces con bombas de distintos colores, y los más complicados serán los que deben ser atacados dos veces en un corto intervalo de tiempo.

Este juego posee un apartado gráfico extraordinario. No en valde es el último juego licenciado por Nintendo para NES, lanzado en 1994. La primera vez que se juegue resultará difícil de creer que haya podido funcionar en la misma consola que albergó a Tennis y a Donkey Kong. Los modelos están muy bien definidos y con un colorido inusual para NES. La música está al nivel de todo juego con la licencia de Mario, con unas melodías animadas y muy simpáticas.

En definitiva, Wario's Woods es un gran juego de puzzles que supondrá un reto para los amantes del género mas avezados, aunque puede resultar frustrante para algunos jugadores. Además, su apartado gráfico y su variedad de modos de juego lo convierten en una oferta bastante atractiva. A pesar de aparecer en un hardware inferior, es una alternativa seria a los fantásticos Columns y Dr. Robotnik's Mean Bean Machine de MegaDrive, aunque quizá deban ser éstos la primera opción del interesado en los juegos de puzzles.

Valoración: