Portada » Artículos » Artículo » La Consola Virtual: Un acercamiento al pasado

La Consola Virtual: Un acercamiento al pasado

Junto a tanta innovación, parece que la Consola Virtual es solo un añadido más para Wii. Sin embargo, en este reportaje aclaramos por qué este servicio online se convertirá en uno de los pilares más importantes de la nueva consola de Nintendo.

SONIC THE HEDGEHOG

Género: Plataformas

 Su nombre lo dice todo. Es un Sonic. El gran rival de Super Mario en la época de 16 bits es ahora su compañero en la Consola Virtual de Wii. ¿Qué tiene que ofrecer el primer juego del erizo azul a los jugadores actuales?

Puede que en esta entrega parezca un poco más inocente y colorida que hoy en día, pero ya en su primera aventura, Sonic poseía todos los elementos que lo hicieron triunfar. Aunque comparado con los cánones actuales no lo parece tanto, el Sonic original era un juego rápido, aunque también alternaba a veces con niveles más pausados. Sonic The Hedgehog supuso una importante evolución para el género, pues añadió muchos elementos que se acabarían convirtiendo en sus señas de identidad. Amén de su velocidad, añadió bucles, trampolines, tubos... Todos ellos elementos que aportaron dinamismo y espectacularidad al juego. Los anillos también fueron una adición sorprendente. Siempre y cuando Sonic portara al menos uno no podía morir (excepto si caía a un abismo o era aplastado), lo cual facilitaba la continuidad de la partida, reduciendo los molestos parones de perder una vida.

Sus fases de bonus, sus combates contra jefes finales, sus ítems para permitir invencibilidad y la posibilidad de transformarte en una letal bola de pinchos hicieron el resto e convirtieron este juego en el comienzo de una leyenda y el principal icono de SEGA hasta nuestros días.

Sonic The Hedgehog es un serio competidor al trono de los mejores plataformas de la Consola Virtual. Por ello, su compra es obligada a todos los amantes del género y/o del erizo de SEGA. Esperemos que sus extraordinarias secuelas lleguen pronto al catálogo de la CV, pues ellas fueron algunos de los mejores juegos que dio la 16 bits de SEGA.

Aquellos que busquen un plataformas tan rápido como este tienen como única alternativa el extraordinario Donkey Kong Country de Super Nintendo, un juego bastante más moderno y de una extraordinaria calidad gráfica.

Valoración:


SPACE HARRIER II

Género: Shoot'em up

 En tres palabras: No lo toques. Este título tiene el dudoso honor de ser uno de los peores de la primera hornada de Consola Virtual. Nos encontramos ante un shooter mata-mata en la que encarnaremos a un soldado capaz de volar por sí mismo con un enorme arma con la que destruye a todos los monstruos enemigos que le salen al paso.

Suena bien, en principio. Por desgracia en cuanto empezamos a jugar nos damos cuenta de sus enormes defectos. Las fases están recreadas en falso 3D, niveles vacíos con un suelo representado por una cuadrícula teñida de un color plano, tan solo decorados por algún que otro obstáculo esporádico y un fondo simplón. Esto no debería importarnos demasiado si el juego fuera divertido, pero no lo es en absoluto. La cámara se hace terrible para apuntar, los enemigos se desplazan a saltos con una animación pésima, lo que hace más difícil seguir su trayectoria, y los monstruos finales no tienen más interés que el de observar su enorme sprite inanimado hasta que es derrotado por el constante martilleo del botón disparo (el único que hay).

Para los amantes del género, recomiendo encarecidamente la adquisición del Super Star Soldier de TurbografX, el mejor representante de los matamarcianos que podemos encontrar actualmente en la Consola Virtual europea.

Valoración:


TOE JAM & EARL

Género: Aventura

 Realmente Toe Jam & Earl es un juego peculiar. No hay otro adjetivo para un juego que consiste en guiar a dos extraterrestres muy "cool" que han caído en la Tierra y buscan las piezas de su nave al ritmo de música funky y que van por ahí esquivando a demonios y bailarinas hawayanas.

La mecánica del juego consiste en explorar un mundo con 25 niveles de altura, procurando no ser atacado por los terráqueos que encuentras por el camino. Los mundos parecen flotar por el espacio, y al caerse uno de nuestros aliens por un borde cae al nivel inferior, retrasando o acelerando su búsqueda según convenga. Por el camino irán encontrando regalos, dinero o comida. Los regalos son los ítems más útiles. En principio no sabemos qué contienen, y sus resultados pueden ser impredecibles, desde hacerte caer dormido en el sitio hasta proveerte de unas alas que te permitirán sortear cualquier obstáculo. El juego permite que dos jugadores simultáneos colaboren en finalizar la aventura. Si se alejan demasiado el uno del otro la pantalla se parte en dos mitades.

En resumen, un título destinado a los jugadores más sosegados, que busquen una aventura tranquila que realizar a solas o con un amigo. Una elección peculiar e interesante.

Valoración: