Portada » Artículos » Artículo » La Consola Virtual: Año nuevo, retrojuegos

La Consola Virtual: Año nuevo, retrojuegos

El 2007 ha empezado cargado de novedades para los amantes de lo retro. Descubre en la tercera parte de nuestra imprescindible guía todo sobre los últimos títulos disponibles para tu Consola Virtual.

 

BONANZA BROS.

Género: Acción

 Los hermanos Bonanza se dedican al fino arte de robar en casas llenas de gente, y la verdad es que se atreven con todo. Durante el juego intentarán hacerse con el botín repartido entre seis edificios plagados de guardias tan inaccesibles como un banco, una mansión, un casino o una galería de arte. Y es que no se les resiste nada.

Realmente la mecánica de Bonanza Bros. es sencilla. Como uno de los dos hermanos, el jugador deberá evitar ser descubierto por los guardias, evitando su mirada y procurando no hacer ruido. Ahora bien, no siempre será fácil pasar inadvertido, así que llevan unas pistolas que podrá dejarlos aturdidos unos instantes. Para completar cada misión será necesario recoger todos los objetos del mapa y llegar al punto de extracción antes de que los guardias acaben con todas sus vidas, cosa que en ocasiones no será nada fácil. Los vigías pueden llegar a ser bastante fuertes, soportando varios disparos o llevando una armadura que impiden ser atacados desde un lado, así que muchas veces habrá que plantearse bien la estrategia para atravesar una habitación o ser lo bastante habilidoso como para meterse en una refriega sin ser dañado.

Bonanza Bros. es técnicamente muy aceptable. Los gráficos lucen muy bien, mostrándonos unos personajes y unos escenarios con aspecto a plástico muy coloridos y vivos. Pequeños detalles como la mosca que se posa sobre la cabeza de uno de nuestros ladrones le dan personalidad al conjunto, acompañado en todo momento de una melodía desenfadada, acorde a la estética general.

El juego está muy orientado a las partidas cooperativas. Tanto es así que la pantalla siempre se encuentra partida, a la espera de que un segundo jugador se una a la misión. Entre los dos será más fácil completar las misiones y el factor equipo mejora sensiblemente la experiencia.

Para terminar, Bonanza Bros. es un título entretenido y con mucha personalidad, que encantará a quienes busquen una grata experiencia a dos jugadores y a los amantes de los juegos de infiltración. Sin embargo hay que admitir que es bastante corto y se hace algo simplón. Algunos extras más y dotar a los ladrones de más gadgets para realizar sus robos habría añadido interés a un juego, que si bien no es malo, quizá no valga lo que cuesta.

valoración:



COMIX ZONE

Género: Aventura

 Comix Zone nos propone una historia diferente a cualquier otra que hayamos visto. Nos pone en la piel de Sketch Turner, un dibujante que se ve atrapado dentro de uno de sus cómics por Mortus, uno de sus personajes de dibujo. Dentro de él deberá enfrentarse a los terribles enemigos que Mortus va dibujando en su camino hasta hallar el camino de vuelta al mundo real.

Ante un guión tan original solo puede darse un juego verdaderamente único, y Comix Zone es un espécimen aparte dentro del género de las peleas y la aventura. Las licencias que permite el tener un personaje dentro de un dibujo han sido bien explotadas con centenares de pequeños detalles presentes en todo el juego. Lo primero que llama la atención son los bocadillos de texto que aparecen junto a la cabeza de los personajes mientras hablan o piensan. De esta manera Turner tiene auténticas conversaciones con sus enemigos mientras el jugador se dedica a golpearles, y en todo momento sabremos lo que pasa por su mente al encontrarse en determinadas situaciones. Por suerte, la versión europea de Comix Zone se encuentra traducida a muchos idiomas, incluido el castellano, siendo el primer juego de todo el catálogo en nuestro idioma.

Los combates hacen gala de unas animaciones estupendas y se hacen interesantes también gracias a la cantidad de movimientos disponibles y a la posibilidad de guardar tres objetos simultáneamente. Es posible utilizar cuchillos arrojadizos, brebajes para recuperar vida y explosivos, aunque también se podrán recoger otros objetos por el camino. Liberar a la rata Roadkill en una viñeta tendrá muchas consecuencias. El animalito lanzará una descarga eléctrica contra los enemigos cercanos y merodeará el papel hasta encontrar un objeto oculto en alguna parte. Incluso en determinadas ocasiones servirá para ayudar a Turner a superar determinados puzzles.

Hay que decirlo, nos encontramos ante un juego difícil. No solo por los enemigos que se vuelven rápidamente más fuertes y más listos, sino por los puzzles y situaciones que deberemos atravesar para alcanzar la siguiente viñeta. Desgraciadamente no será infrecuente destruir el objeto clave para continuar el juego mientras se explora la manera de seguir, cosa que obligará al jugador a morir para volver atrás, o peor aún, empezar de nuevo. A pesar de su corto desarrollo, se hace necesario repetir el juego muchas veces para avanzar a través de las dos páginas que conforman cada uno de sus tres niveles.

Así que realmente se podría definir Comix Zone como una experiencia corta pero intensa. Las bondades del título están fuera de toda duda, destacando en todos los aspectos. Un título cargado de pequeños detalles que amenizarán un juego genialmente llevado a cabo. Cierto, su dificultad puede frustrar en ocasiones al jugador y a diferencia de otros beat'em up, carece de modo multiplayer, pero eso no quita que sea una de las experiencias más gratificantes de SEGA MegaDrive.

Valoración:


GAIN GROUND

Género: Shoot'em up

 Gain Ground nos conduce a un futuro en el que los hombres han perdido su instinto para la lucha. A fin de recuperarlo, el Gobierno Federado diseña un sistema de entrenamiento llamado Gain Ground. Como suele ser habitual en estos casos, el superordenador se descontrola y toma a algunos ciudadanos como rehenes, y solo unos guerreros valientes pueden rescatarlos. Y es que a veces la informática es imprevisible.

El juego en sí se presenta como un shooter con vista aérea y en el que deberemos atravesar hasta 50 mapas plagados de enemigos armados con espadas, armaduras, ballestas y magia. Para superar una pantalla es necesario que todos los personajes del jugador alcancen la meta o aniquilen a todos los enemigos.

Los personajes son el núcleo del juego. Inicialmente contaremos con tres de ellos, aunque podremos rescatar a otros por el camino y así aumentar nuestra escuadra, cuyos componentes se enfrentarán, uno a uno y sucediéndose, a todos los enemigos que salen al paso. cada uno de los 20 luchadores presentes cuenta con un ataque principal de alcance variable, un ataque especial y características propias como la mano con la que empuña el arma. Si un personaje cae en combate puede ser rescatado por otro, pero si se supera el nivel sin él se acabó su participación en la partida.

Entrando en materia, lo cierto es que el juego deja mucho que desear en muchos aspectos. Visualmente es muy arcaico y poco inspirado, la música no destaca especialmente y los efectos de sonido son casi inexistentes. Las batallas no se hacen interesantes. Tratar de derrotar a la masa de enemigos es más un intento desesperado por parte del jugador de esquivar los cientos de flechas que le lanzan (que matan al primer toque) que una ofensiva en toda regla.

Al final y con todo, lo cierto es que Gain Ground puede resultar monótono y poco gratificante. Su multijugador quizá pueda alargar su vida útil, pero es evidente que ser un juego perteneciente a la época previa a los 16 bits le pasa factura, y no pasan inadvertidas su falta de opciones y sus carencias técnicas y jugables.

Valoración: