Portada » Artículos » Artículo » La batalla ha comenzado

La batalla ha comenzado

Muchos damos ya por hecho que Nintendo Revolution va a ser un éxito total de ventas. En algunos foros, sus integrantes la ponen como la primera en la nueva generación de consolas. Pero siendo sinceros, muchos de ellos no se paran a pesar ni por un momento en todo lo que tiene que cambiar de la industria que conocemos hoy en día para que esto se haga realidad. Personalmente, estoy en el lado de los que creen que Nintendo está moviendo muy bien sus fichas para librar una gran batalla en esta nueva generación.

Pero no nos debemos olvidar nunca de los rivales. Quieran o no, tanto Sony, como Microsoft, como Nintendo son rivales, por mucho que digan que van por caminos diferentes. Pero... ¿por qué van por caminos diferentes?, ¿por qué Sony no deja de afirmar que Nintendo "no es competencia directa"?, ¿por qué la propia Nintedo se aferra en decir que se quiere desmarcar del mundo de los juegos como los conocemos hoy en día?

Nintendo sabe que lo que tenemos hoy en día, según la compañía, pronto se acabará. Los gráficos podrán mejorar, pero en un par de generaciones, como ya sucedió en los años 80, la industria podría sufrir un nuevo desplome debido a la poca originalidad, salvando excepciones, de los juegos. Tampoco hay que creer que Nintendo es el Jesucristo de los videojuegos y nos viene a salvar a todos de la extinción. No debemos olvidar nunca que Nintendo es una compañía como otra cualquiera y las compañías lo que quieren es generar dinero. Partiendo de esa base, unos lo generan de forma más lícita y otros recurren a cualquier cosa. No voy a poner ejemplos, con la idea de que cada uno piense como quiera, que es a donde quiero llegar.

Algunos verán a Nintendo como lo más grande gracias a que siempre o casi siempre ha intentado innovar. A mí, pretextos como los que siempre sacan Marios, no me valen. Porque vale, sacan Marios, por que es su buque insignia y porque venden (no olvidemos que es una empresa y además la que más juegos originales vende), igual que todas las demás. Pero durante la historia se ha demostrado, que ha sido una empresa que se ha arriesgado más o igual que la competencia (lo de igual, lo digo por Sega, que también tuvo su época innovadora). En la era de 16 bits, tanto Sega como Nintendo, implementaban nuevas mejoras en los videojuegos. Ya fuera con efectos de hardware en los cartuchos (Stun Race FX), o hardware completamente nuevo (Virtual Boy, el robot de la NES...). Así que por una parte Nintendo, saca juegos diferentes, del mismo personaje para suplir el escaso apoyo de las third parties, como por ejemplo está pasando con GameCube, y que así los usuarios podamos disfrutar de todo tipo de juegos, aunque sean con el mismo personaje o en el mismo mundo (Smash Bros Melee, Mario Smash Football, Mario Tennis, Mario Baseball, etc. Misma saga, juegos completamente diferentes).

Hay algunas compañías que tienen movimientos igualmente respetables. Expandir el ámbito de los videojuegos, con características multimedia, implementando cada vez más cosas, en una sola... pareciéndose cada día más a un PC. Pero, ¿no es ya el PC un centro multimedia?, ¿no tiene ya la mayoría de la gente un PC en casa con conexión a Internet?... ¿por qué esa ardua tarea de que cada día las consolas se parezcan más a un PC?, ¿realmente es necesario y aporta algo a lo verdaderamente importante, es decir, los juegos? Todos sabemos la respuesta, nos gustará más o menos, pero es "no". Realmente, que una consola reproduzca películas de DVD no aporta NADA a los juegos en sí. Desde mi punto de vista, si me compro una consola es para jugar, y aprovechar al máximo esos juegos, ya sea mediante gráficos o como más os guste. A mí de nada me sirve tener un disco duro, una cámara web, un reproductor de DVD, una radio integrada, un lector de tarjetas para ver fotos, y mil cosas que ya tengo en el PC; y me parece absurdo volver a pagarlo todo una vez más para luego simplemente jugar.

Habrá personas a las que tener todo eso y que sea "manejable", entre comillas, pues les encante, pero desde el punto de vista más estricto, las consolas están hechas para jugar desde el principio de los tiempos, y los PC, como centros multimedia.

Ahora mismo nos encontramos en un punto de inflexión entre no saber nada y saberlo todo de la nueva consola de Nintendo. Un centro multimedia opcional, a elegir por el consumidor (que me parece lo más correcto). Pero no olvidemos una vez más que PlayStation3 y Xbox360 tienen mucho potencial, y ya no me refiero a los gráficos. Sony lleva dos generaciones siendo la líder de ventas, y en esta generación se va a arriesgar de manera similar a la que lo va a hacer Nintendo, aunque a su manera, claro está. ¿Por qué meter un nuevo formato?, ¿cómo es el Blue-ray?, ¿es una arma de doble filo? Si la jugada les sale bien, matarán dos pájaros de un tiro. Venderán la PlayStation3 y, además, afincarán el nuevo formato Blue-ray (lo que para Sony es la máximas prioridad). Pero si les sale mal y el formato fracasa, ¿podremos hablar de una nueva Nintendo64?... programar era muy caro, un formato también caro, juegos caros... por lo que todas las esperanzas puestas en ella desde un se desvanecieron desde un principio (me refiero a la Nintendo64). ¿Podría pasar esto con PlayStation3? Desde luego, y lo que está claro es que no hay nada decidido, no porque Sony haya sido la vencedora en las dos anteriores generaciones, tiene que volver a serlo por tercera vez consecutiva. Ponemos como ejemplo a la propia Nintendo, con NES y SuperNintendo y el fracaso que supuso luego Nintendo64. Aunque la fachada del mundo de los videojuegos es que va en aumento y cada día genera más dinero, la realdiad es bien distinta: cada día es más caro programar, ya que hay que utilizar más recursos, y cada día la creación de juegos se está convirtiendo en un trabajo mucho más laborioso. Esto implica que las compañías creadoras vayan a lo seguro: a lo barato.

¿Qué pasaría si Revolution no llega a las espectativas, ni PlayStation3?... La beneficiada sería Xbox360. Ahora mismo estamos en un punto en el que cualquiera de las tres consolas podría ser la vencedora de la nueva generación. Podríamos estar haciendo especulaciones hasta el E3, o hasta el mismo día que se pongan a la venta, pero solo nos queda esperar. Esperar a que Nintendo juege bien sus cartas, tanto como Microsoft y Sony, y que la pelea sea justa (algo difícil por parte de algunas compañías). Podríamos estar ante una batalla realmente decisiva entre los más grandes del momento. Podríamos estar hablando de un igual a igual... Solo el futuro nos lo dirá.