Portada » Artículos » Artículo » Acercándonos a No More Heroes VIII: Blood

Acercándonos a No More Heroes VIII: Blood

Decapitaciones, chorros rojos a presión, erotismo, palabrotas, acción, fanáticos, estilo... no pasa nada, es No More Heroes

La sangre sigue y no se corta en cualquier combate, ya sea con un pelele de "los malos" que te cruzas y levantas con tu katana para que se parta en dos en el aire, ya sea con uno de los jefes finales. Las secuencias de esquiva o de finalización a cámara lenta retoman el aire peliculero. Mira cómo acaba Metal después de ponerse tan chulo antes (spoiler):

Claro que Travis a lo suyo, ¿conseguirá acostarse con Sylvia? En la anterior edición veíamos cómo le miraba la entrepierna. En el vídeo de arriba se le ve ya algo más lanzado...  Acercándonos a No More Heroes VIII: Blood"Si llego al número uno, lo harás conmigo?" "Hmmm... puede ser" "¡Vamos, sólo una vez!" "(...) Felicidades, ya eres número 10" "10, ¿eh? ¿Y qué me das?". A Suda no le basta con el erotismo que el personaje poligonal de Sylvia intenta desprender durante el juego, donde sale desnuda varias veces o enseñando más que ocultando. La verdad es que ella se dedica a calentar el ambiente durante las conversaciones telefónicas, "me voy a rociar perfume en cada centímetro cuadrado de mi cuerpo", comenta mientras presume en cueros delante del espejo. Para incrementar este factor (y atraer a los salidillos que se identifiquen con Travis), en la web oficial se pueden visualizar diversas galerías de cosplay de varias modelitos niponas haciendo del personaje y posando para la publi. Aquí.

¡Eh! Pero no sólo de fotos de tías vive el más friki. En un nuevo recorrido por el cuarto de nuestro "héroe" se puede ver la colección de merchandise sobre su manga favorito (creado por Okama). Hay figuras, tazas, pósters, muñecos de mechas, despertadores, la Nintendo 64... o el gato que tanto le importaba a Suda y retrasó el desarrollo del juego. La verdad es que ahora sigue sin problemas el juguetito. Y después, a cagar (guardar). En el baño, Travis tiene un póster de su propio juego. Visto lo visto, probablemente use este papel para su higiene trasera. Qué menos se puede esperar de un tío que ahora se sabe que se dedica a matar gente con el fin último de comprarse un videojuego (que seguro que no es un GTA).