Portada » Artículos » Artículo » 3DS XL a fondo

3DS XL a fondo

La hemos trasteado y enseñamos las novedades del nuevo diseño

Teníamos muchas ganas de ponerle la mano encima al nuevo miembro de la familia de consolas Nintendo. Anunciada por sorpresa el pasado día 26 de junio, en el Nintendo Direct, Nintendo 3DS XL  sale a la venta el próximo 19 de agosto en 3 colores diferentes: blanco, rojo y negro.

Pero, ¿cómo es Nintendo 3DS XL? ¿Qué ha cambiado respecto al modelo original? Sigue leyendo, que te lo contamos.

No es una consola, es un gadget

Dicen que una imagen vale más que mil palabras y no somos nadie para rebatir el refranero popular.

3DS XL

Líneas más redondeadas y se abandona el acabado brillante de 3DS y se opta por uno más mate. El tacto es suave y la superficie no se mancha ni se queda marcada con los dedos, es mucho más limpia.

En la mano se nota el cambio de tamaño. Nintendo 3DS XL es ligeramente más pesada, pero también es más delgada.

La primera impresión ya no es la de estar frente a una videoconsola, sino a un gadget tecnológico, como un ebook o un iPad.

Los cambios de diseño

Hay muchos pequeños cambios de disposición y rediseño de interruptores y botones. El más destacable es que el stylus vuelve a la posición que tenía en la DSi XL, al lateral derecho. Y no sólo eso, sino que vuelve a ser de plástico y ve reducido su tamaño unos milímetros.

3DS XL

Junto al stylus ahora tenemos la ranura para la tarjeta de memoria. Recordamos que con 3DS XL vendrá incluida con una tarjeta SD de 4Gb, preparada para guardar partidas, configuraciones y juegos descargables.

Vemos también que los gatillos son ligeramente más grandes y su tacto también es de plástico suave, no metálico. El interruptor para apagar y encender las funciones inhalámbricas de la 3DS XL tiene unos bultitos mucho más pronunciados que antes.

Podéis ver una pequeña pieza de color gris claro. Ese es el deslizador que controla el efecto 3D. Aparte de su cambio de diseño, de plástico, se ha introducido una novedad muy importante. El deslizador tiene un tope para desactivar el 3D, que marca el fin del ajuste a la eliminación de dicho efecto. Si seguimos bajando, el deslizador hace un clic, como los gatillos de GameCube, y entonces es cuando se desactivan las 3D. Es como un pequeño interruptor en medio del recorrido deslizante.

3DS XL

Una vez abierta la videoconsola, seguimos viendo los cambios, esta vez en los botones inferiores. Si os dais cuenta, los botones de Start, Select y Home ahora están cubiertos por una especie de pegatina y sobresalen ligeramente. Ahora son botones por derecho propio, bien diferenciados y con su función en relieve, no pintado.

3DS XL

Uno de los problemas más graves de Nintendo 3DS (y que he sufrido en carne propia) son las líneas que se quedan marcadas en la pantalla superior cuando se cierra la consola. Al principio es sólo sucio, que se limpia, pero luego esas marcas son rasguños en la pantalla y sólo queda cambiar la pantalla de la consola.

Con 3DS XL se ha tenido en cuenta este problema y no sólo se han ganado unos milímetros hundiendo un poco la pantalla superior en la estructura, sino que además se han añadido unos pequeños topes en la parte superior para evitar las marcas.

También podemos ver cómo ha cambiado el dibujo de los altavoces. Un cambio menor, pero curioso.

3DS XL

Por último, aunque no ha cambiado su disposición, nos fijamos en el slide de control y en la cruceta. Puede que sea porque la consola estaba nueva, pero noté que el slide mostraba algo más de resistencia y no era tan "baboso" como el de 3DS. La cruceta de control no resbala tanto y está ligeramente más salida en los laterales.

3DS XL