Portada » Artículos » Artículo » 25 años de Castlevania

25 años de Castlevania

Un látigo para matarlos a todos...

Y llego Koji Igarashi

Las 32 bit estaban en el mercado, el CD permitía bandas sonoras orquestadas y juegos muchísimo más largos y en Konami un joven Koji Igarashi recibió el encargo de hacer el nuevo Castlevania. El resultado fue Symphony of the Night, el aclamado popularmente como el mejor Castlevania de la historia.

Castlevania

Las claves del éxito de este juego fue su radical cambio de propuesta, inaugurando lo que se llamaron como Metroidvanias. El castillo de Drácula ahora era un escenario gigantesco, un todo que se podía explorar libremente. Durante el desarrollo podíamos conseguir objetos especiales que nos permitían acceder a nuevas zonas. Mientras tanto, subíamos de nivel, conseguíamos armas nuevas, poderes...

Una dirección artística espectacular, una banda sonora única y la increíble sensación de creer que habías terminado el juego y en realidad descubrir que sólo habías llegado a la mitad. Symphony of the Night creó un antes y un después dentro de la saga de Castlevania.

A partir de aquí podemos distinguir cláramente dos líneas de actuación de la franquicia. Por un lado tenemos los juegos de sobremesa, que volverían a las 3D, y por otro lado los juegos de portátiles, que continuarían con el estilo de Igarashi con un éxito creciente.

Las 3D no funcionan

Primero se intentó en Nintendo 64 con dos títulos: Castlevania 64 y Legacy of Darkness, que de hecho contenía en su interior al propio Castlevania 64.

Ambos fueron aclamados por la crítica y presentaban la saga como nunca antes se había hecho, en un entorno tridimensional, pero no terminaron de cuajar en el gran público. Puede que fuera la elección de la plataforma o el que la memoria del sensacional Symphony of the Night estuviera demasiado presente, pero fue un título que pasó por las cifras de ventas sin pena ni gloria.