Portada » Análisis » Zack & Wiki: En Busca del Tesoro de Barbaros

Zack & Wiki: En Busca del Tesoro de Barbaros

En cada generación, aparte de los juegos de toda la vida que los aficionados esperamos, siempre hay cabida para la sorpresa. En este generación tenemos Zack & Wiki.

Zack & Wiki: En Busca del Tesoro de Barbaros - Análisis

Surrealista en su concepto pero con una resolución de aplastante lógica, nos enfrentaremos a situaciones enloquecidamente divertidas en las que llegar a la solución no es cuestión de “probar a lo loco” sino de sugerir ideas con sentido. A lo mejor hay que llenar ese recipiente de agua con una copa más grande, coger el paraguas de otra forma, los mástiles de banderas pueden tener muchas utilidades así como la escoba de un pintoresco cuadro (éste último en un antológico puzle de la mansión).


Puede que la hayamos pifiado, no podamos avanzar y haya que volver a empezar el escenario. A lo mejor nos tenemos que ver obligados a pedir ayuda al oráculo (a cambio de una muñeca que podremos comprar en la tienda de nuestro cuartel general), que no siempre nos dará la solución explícita. Puede que caigamos en la lava, nos devoren las bestias de la selva, nos capturen, muramos congelados, convertidos en oro, estrellados con un avión, achicharrados, aplastados contra el suelo o en la olla de unos caníbales. Bueno, puede no, seguro que palmaremos más de una veintena de veces y en nuestra mano estará pagar por nuestra resurrección y continuar desde justo antes de nuestra pifia o volver a empezar desde el principio con la lección aprendida. Eso sí, si un escenario se os atasca y sois demasiado orgullosos como para suplicar al Oráculo, siempre podéis llamar a amigos o familiares y que os echen una mano, ya que hasta tres wiimotes adicionales tienen la potestad de marcar cosas en la pantalla para ayudar. En contra de lo que se podría suponer de un juego de puzles, Zack & Wiki podría convertirse en el rey de la fiesta.


Zack & Wiki habría sido imposible en ninguna otra plataforma a causa del wiimote. Salvo en un caso, la experiencia Wii es apoteósica. Como sierra, paraguas, mechero (este último es buenísimo), serrucho, colocando piezas de rompecabezas, arrojando ánforas de cerámica, tirando de cadenas, vertiendo líquidos en los más insospechados lugares, tocando una flauta con sospechoso parecido a la watuta, disparando cañones o balistas, jugando al tenis, lanzando ganchos, disparando (literalmente) a un bebé dragón… Zack & Wiki es un juego que aprovecha el control de una forma exhaustiva, siempre sorprendente y lo hace condenadamente bien.