Portada » Análisis » YO-KAI WATCH (3DS)

Yo-kai Watch

El fenómeno de masas que ha arrasado en Japón.

YO-KAI WATCH (3DS) - AnŠlisis

Hemos tenido que esperar tres años, pero YO-KAI WATCH por fin ha llegado a Europa. Un fenómeno de masas que ha arrasado en Japón entre videojuegos, serie de animación, películas y diverso merchandising, por lo que su llegada tenía unas expectativas muy elevadas. Nintendo 3DS es la encargada de dar la bienvenida a los Yo-Kai en nuestro país, con un RPG en el que tendremos que recorrer Floridablanca para descubrir quiénes son estas misteriosas criaturas.

Expediente Y

La historia de Yo-kai Watch comienza una mañana en la que nuestro protagonista (chico o chica, como escojamos) decide ir a completar sus deberes de verano del colegio, que consisten en atrapar unos pocos insectos que, cuanto más raros, mejor. Nuestro protagonista se adentra en la montaña en busca de estos bichos cuando se encuentra con una extraña máquina de bolas.

Movido por la curiosidad, al abrir una de estas bolas empiezan a liberarse diversos espíritus que se desperdigan por toda la ciudad. Entre ellos, un fantasma parlanchín que decidirá hacerse nuestro amigo inseparable llamado Whisper. Whisper nos explicará que él es un Yo-Kai, uno de los tantos espíritus que acabamos de liberar. Desde entonces, nuestro objetivo será descubrir qué son los Yo-Kai y cuál es su función en este mundo.

Para ello, nos iremos moviendo por toda la ciudad de Floridablanca. Los Yo-Kai, que son invisibles para la inmensa mayoría de las personas, provocan todo tipo de reacciones en estas, como pueden ser hambre, sueño, enfado o incluso resfriados.

¿Y por qué nosotros somos capaz de verlos? Esto se debe al Yo-kai Watch, un artefacto en forma de reloj que nos regalará Whisper, que nos ayudará a identificar la posición de los Yo-Kai y, una vez detectados, luchar contra ellos.

YO-KAI WATCH se encuentra dividido en diferentes capítulos en los que tendremos que ir desentramando los misterios de Floridablanca, la mayor parte de ellos provocados a causa de los Yo-Kai. Generalmente, se nos dará un punto al que tendremos que acudir y realizar una acción. Para ello, contamos con un mapa en la pantalla inferior de la 3DS, donde una flecha nos señalará continuamente cuál es el camino que debemos seguir. Esto es de gran ayuda, pues Floridablanca es considerablemente grande e incluso tendremos más zonas a las que acceder conforme avancemos en el juego.

Durante nuestros paseos por la ciudad, el Yo-Kai Watch estará encendido, y un radar nos irá informando sobre lo cerca que estamos de un Yo-Kai que pueda estar escondido en un árbol, debajo de un coche o al lado del cubo de la basura. Cuando el radar nos indique que estamos muy cerca, pasaremos al modo de lente, donde tendremos que identificar el punto exacto donde está el Yo-Kai. Ayudándonos del puntero táctil, deberemos seguir con una lupa al Yo-Kai hasta hacerlo completamente visible, momento donde empezará la batalla.

Peleando con los Yo-Kai

Las batallas de YO-KAI WATCH no tienen la profundidad que pudieran tener otros juegos del género, pero aun así son una parte entretenida del juego. Para cada combate contamos con 6 Yo-Kai, tres en posición de ataque y tres en la retaguardia. Podemos ir variando su posición a lo largo del combate. Los Yo-Kai atacarán de manera automática a sus enemigos, y nosotros sólo podremos realizar ciertas acciones como un ataque especial, utilizar un objeto, fijar un objetivo o purificar a un Yo-Kai.

Los ataques especiales se ejecutan siempre desde la pantalla táctil, realizando la acción que se nos indique: dibujar una forma, girar o tocar la pantalla y, una vez relleno el medidor, nuestro Yo-Kai lanzará su ataque especial. Este ataque especial tiene su medidor particular, por lo que tendremos que esperar a que vuelva a estar relleno para poder volver a lanzarlo.

Una vez derrotados nuestros enemigos, se nos recompensará en forma de experiencia, dinero y objetos. En ocasiones, alguno de los Yo-Kai contra los que hayamos combatido nos pedirá hacernos su amigo: si aceptamos, podremos usar a dicho Yo-Kai a partir de ese momento.

Lo cierto es que los combates pueden llegar a hacerse algo repetitivos, puesto a que la innovación en ellos es prácticamente nula conforme avanza el juego. Pese a ello, el simple hecho de ir comprendiendo su mecánica, así como la de los ataques de los Yo-Kai que hemos escogido lleva su tiempo, por lo que tampoco se convertirá en algo tedioso.

Los Yo-Kai

La lista de Yo-Kai disponibles en este primer juego de la franquicia no es reducida; de hecho, hay más de 200. Cierto es que algunos de ellos son exactamente iguales con un distinto patrón de colores, pero aun así, la diversidad entre las especies que podemos encontrar es bastante grande.

Cada Yo-Kai cuenta con su propio tipo que le confiere unas características, ventajas y debilidades sobre el resto. Los Yo-Kai sólo mejoran subiendo de nivel, pues no aprenden nuevos ataques ni nuevas habilidades: simplemente, se hacen más fuertes con lo que ya tienen.

La gran cantidad de Yo-Kai hace que podamos configurar a nuestro equipo de Yo-Kai de muchas formas distintas. De hecho, el propio juego nos propondrá equipos según qué aspecto queremos que prime (el ataque, la defensa, el nivel), pero también podremos optar por escoger un equipo a nuestro gusto.