Portada » Análisis » Wii Sports Club: Golf

Wii Sports Club

Wii Sports Club: Golf es como tener el tee en tu Wii U Gamepad.

Wii Sports Club: Golf - Análisis

El abanico de deportes de Wii Sports Club va cogiendo forma con la incorporación del golf, superando ya la mitad de disciplinas de las que disponía el juego original. La renovación se ha hecho con la misma idea que en los otros deportes: el mismo diseño, la misma mentalidad de ofrecer partidas simples y directas y los Miis como protagonistas, además de tres principales aportaciones: el salto a la alta definición, renovar el control usando el Wii Motion Plus y el Wii U Gamepad y la integración de online tanto para jugar como para adquirir una nueva dimensión social a través de Miiverse.

En el caso del apartado gráfico, posiblemente el golf vaya a ser el deporte que más gane con su recién adquirida alta definición. Por el propio concepto de este deporte, tenemos los escenarios más amplios y variados que cabría esperar de esta colección. Las texturas han perdido un poco de colorido pero ganan en realismo. Ahora la calle no es de un verde tan chillón como sucedía en Wii y gana esa irregularidad que lo hace más creíble. También mejoran el agua y los fondos, más ricos que antaño. Aun así, a los árboles les falta un poquito de trabajo y los contornos de cada sección del campo no esconden su perímetro poligonal por culpa de unos vértices que saltan a la vista.

En cuanto al control, se parte de la base de Wii Sports Resort. Gracias a ello, las opciones son más ricas que en el título del 2006 debido a un mayor elenco de hoyos y de palos. La novedad esta vez viene dada por el Wii U Gamepad, el cual situamos en el suelo y nos permite ver la bola y el efecto que le daríamos según la orientación de nuestro palo. Con este cambio, el juego gana en naturalidad, pues pasamos de estar pendientes de la televisión para fijarnos en nuestra propia bola, como cabría esperar en la práctica real de este deporte.

También hay que tener en cuenta si cogemos correctamente el palo en todo momento. La precisión del Wii Motion Plus obliga al jugador a depurar su técnica. Si nuestro swing tiene imperfecciones, lo notaremos enseguida con desvíos no intencionados. Esto, sumado a las penalizaciones a los tiros potentes efectuados desde el rough, da lugar a verdaderos churros que no van a parar ni mucho menos a donde esperábamos. Como consecuencia, habrá que buscar la calle como sea, pues caer en el rough puede complicar bastante nuestra existencia.

Análisis Wii Sporst Club Golf Wii U

Tal vez el golf sea de los deportes menos indicados del paquete original para jugar online. Decir esto puede chocar habiendo juegos de golf eminentemente online como Pangya; pero en esos casos hay que contar con una vena rolera y todo tipo de campos de los que no dispone Wii Sports (ni creemos que llegue el día en que lo haga). Un juego en el que esperamos a que el contrario practique su swing cada golpe y se decida a tirar pierde esa acción rápida y directa que persigue Wii Sports. Esta modalidad podrá tener su éxito con amigos; pero uno no siempre está dispuesto a esperar a que un desconocido esté listo para tirar. Eso sí, por mecánica del juego también podemos decir que aquí el lag no suele ser un problema a tener en cuenta. Punto a favor. Además, los modos de juego sí que permiten hacer partidas más cortas si se quiere, pues se da a elegir entre jugar un solo hoyo, tres (seleccionados al azar) o nueve.

Pero un Wii Sports no está completo sin sus minijuegos. En esta ocasión, los golpes a practicar son los mismos que en el juego original: putt, approach y drive, tocando a un modo de entrenamiento para cada uno. En el caso del primero, tratamos de embocar desde la distancia más larga posible, pues ésta es la que se suma a nuestra puntuación. Fallar por poco será un grave contratiempo ya que terminar con un golpe de menos de un metro apenas contará nada.

Análisis Wii Sporst Club Golf Wii U

Para el approach, disponemos de una cuadrícula numerada en el green. Según la casilla en la que se quede la bola, sumaremos su valor y la dejaremos marcada, como si de un cartón de bingo se tratase. Tras golpear todas nuestras bolas, añadiremos bonificaciones si las casillas marcadas han formado líneas, por ejemplo. El del drive es el entrenamiento más parecido al original, teniendo que disparar a una diana; pero además hay una pantalla en medio que nos dará algún bonus si pasamos la bola entre sus extremos. El truco del minijuego está en que no siempre tendremos esta pantalla y el centro de la diana alineados con nosotros, por lo que es un buen minijuego para practicar los efectos.

Wii Sports Club Golf parece que se posiciona como el juego con la mecánica más compleja y una mayor vida para el single player. Tal vez por esto el online no sea su novedad más interesante, pues la incorporación del Wii U Gamepad lo convierte en un título bastante más técnico que el original. Aun así, sigue siendo un juego cómodo para el salón, que permite acercarse al golf sin recorridos enrevesados ni demasiados tecnicismos para los novatos.

Análisis Wii Sporst Club Golf Wii U