Portada » Análisis » Wii Sports Club: Bolos - Análisis para Wii U

Wii Sports Club

Wii Sports Club: Bolos: partidas a cuatro en tu salón.

Wii Sports Club: Bolos - Análisis para Wii U - Análisis

Con Wii Sports Club: Bolos hemos vuelto a 2006, cuando Nintendo revolucionó el mercado con su nueva consola de sobremesa Wii. Acompañando a la maquina, Wii Sports se convirtió en piedra angular demostrando las posibilidades de la misma. Ahora, con Wii U intentando consolidarse tras su primer año, llega Wii Sports Club.

Wii Sports Club: Bolos, recoge el testigo dejado por Resort, el cual contaba con un mejorado control frente al original gracias al soporte ofrecido por el motion plus. Es por eso que las anunciadas mejoras de control serán prácticamente inexistentes en este deporte. El manejo es el mismo: presionamos B mientras realizamos con profesionalidad el movimiento de lanzar la bola y soltamos B en el momento adecuado (existe modo automático para soltar la bola). Se tendrá en cuanta la velocidad del movimiento, la posición del mano en el mismo, el momento de soltar la bola y el efecto que le demos con el giro de muñeca. Sin duda, uno de los controles más realistas de todas las disciplinas, que si bien no trae mejoras, tampoco le hacen falta. Sencillo, ágil y divertido.

La gran novedad viene de la mano del online. Nintendo no se ha conformado con introducir las partidas en línea y nos insta a participar en un juego competitivo, los Clubes. Una vez iniciemos el juego debemos seleccionar el club al que queremos pertenecer, el cual viene dado por la posición geográfica a la que pertenezcamos. Una vez hecho, todas las partidas que juguemos por internet contarán a favor o en contra de nuestro club, dando como resultado un ranking por porcentaje de victorias que nos mantendrá picados durante mucho tiempo.

En Wii Sports Club: Bolos podremos jugar contra personas de toda Europa, amigos de nuestra lista o los miembros de nuestro club. Las partidas suelen ser fluidas encontrando casos puntuales de lag. Además, dada la naturaleza de los bolos, se ha incluido un máximo de tiempo por turno de lanzamiento, eliminando la posibilidad de largos tiempos de espera.

El punto negativo viene a la hora de disfrutar de la compañía de un amigo o familiar, ya que la disciplina de bolos sólo permite jugar a un único jugador en las partidas online. No se entiende la exclusión de un segundo jugador como invitado o perteneciente de un club concreto, abocando a este modo al uso en solitario.

Para aquellos que internet les llame nada o prefieran jugar en compañía, Wii Sports Club: Bolos propone entrar en liza el modo local. Los modos de juegos son los mismos: Clásico, 100 bolos y Obstáculos son sus disciplinas (las mismas para el juego online). Además cuenta con un renovado modo entrenamiento en el que perfeccionar nuestra puntería, efecto y capacidad de derribar el máximo número de bolos a través de tres pruebas diferentes.

Sigue presente un sistema de puntuación para los personajes en base a 10 niveles que iremos alcanzando con las puntuaciones obtenidas en nuestras partidas. Y no faltarán a la cita los Sellos, logros a lo Nintendo, que nos harán sudar la gota gorda para conseguirlos todos.

Otra de las novedades a parte de su distribución puramente digital a través de eShop, es el sistema de bonos. Se puede alquilar Wii Sports Club: Bolos con bonos de 24 horas o desbloquear una suscripción permanente por 10€. A priori un precio elevado dado que la gran mayoría del trabajo estaba hecho, pero que acerca de forma acertada a aquellos que no conozcan el juego gracias a su bono gratuito de 24 horas que viene de serie.

Se ha dotado de un lavado general al juego, resoluciones HD, cambio en la paleta de colores, pero con unos compañeros de viaje que Nintendo no consigue hacer desaparecer, los dientes de sierra. Los gráficos no eran importantes en el original y no lo son ahora, pero se agradecería mejor trabajo en estos detalles.

Wii Sports Club: Bolos no es perfecto, se echa en faltan más y mejores modos de juego, pruebas y ciertos arreglos técnicos, pero es indudable el potencial que tiene. Sigue siendo tan adictivo como antes, acrecentado por un modo online y rankings de club que nos harán echar `una más´. Con un sistema de control a prueba de bombas y un experiencia jugable (por fin) orientado al multijugador total, nos encontramos ante un titulo notable que todo jugón debe probar. En solitario pierde gran parte de su alma.

¿Qué te ha parecido Wii Sports Club: Bolos? Deja tu opinión en el foro