Portada » Análisis » Whispering Willows (Wii U)

Whispering Willows

Aventura con cuerpo y alma.

Whispering Willows (Wii U) - AnŠlisis

Whispering Willows es uno de los juegos que tuvo el honor de ser un título financiado en Kickstarter antes del boom de la plataforma y que se llenara de grandes nombres. Hace unos pocos meses que aterrizó en Wii U, pero ahora ha llegado el momento de ver el análisis en Revogamers. Como primer detalle, es de agradecer que un juego donde la narrativa y los textos tienen la mayor parte del peso del juego llegue en español, aunque por desgracia la fuente escogida para los diálogos no tiene tildes y se verán algunas palabras incompletas.

Un pequeño cuento jugable

Whispering Willows narra el viaje de una chica llamada Elena en la búsqueda de su padre perdido. Algo la llevará a explorar la mansión Willows, lugar donde hay muchas personas con las que poder hablar, aunque casi todos ellos están muertos. Un antepasado de la protagonista será el primero en aparecer para hacernos una breve introducción al gran mal que habita en la mansión y de paso, explicar el mayor poder de Elena: usar su colgante para sacar su alma del cuerpo y así poder hablar con espíritus, atravesar pequeños agujeros y poseer objetos.

Como suele pasar en otros juegos en los que hacemos de poltergeist, las posibilidades parecen enormes pero en la práctica quedan en ocasiones contadas, lo cual es comprensible en cierta manera pero deja al jugador con ganas de más. En lo que no hay límite es en el espacio en el que se puede mover a Elena en forma espiritual siempre y cuando se esté en la misma zona de habitaciones, pese a que en el juego te dejan caer que si el espíritu se aleja mucho, “adiós Madrid”. Cada una de estas zonas se carga por completo y suele ir con cierta fluidez, pero cada vez que se cambia de zona aparece una pantalla de carga (algo que puede acabar molestando cuando se está explorando sin rumbo fijo).

Se podría definir a este título como una aventura gráfica, pero no llega a serlo del todo. La vista lateral parece la de un típico plataformas, pero aquí no se salta ni nada, por lo que realmente sería algo así como una aventura con pequeños encargos o misiones. La mayoría de ellos son peticiones de un espectro en concreto y suele ser simplemente ir a un lugar y coger un objeto o realizar una acción básica (abrir una puerta) y notificarlo de vuelta. Existen secciones en las que habrá enemigos a los que generalmente hay que esquivar y salir huyendo por patas. Hablando de correr, esta acción sólo puede realizarse en los jardines y afueras de la mansión, teniendo que ir andando casi todo el tiempo en interiores, algo que hace que el ritmo de juego sea más lento de lo esperado.

A nivel jugable la cosa se queda más básica de lo que gustaría, pero eso no quiere decir que sea un mal juego o que haya errores, sino que simplemente destaca en poco. El apartado narrativo es uno de sus puntos fuertes, con la posibilidad de conocer las diferentes muertes y experiencias de los espíritus con los que se habla, además de que hay una serie de notas y elementos de diario que hacen que se conozcan más detalles del mundo y los personajes. En caso de utilizar el GamePad estas notas pueden aparecer siempre en la pantalla del mando para tenerlas a mano, aunque se puede jugar sólo en la pantalla de la tele (con Pro Controller también) o en Off-TV, en cuyo caso el acceso a los escritos se realiza en el menú.

El apartado gráfico es, junto con la narrativa, el gran pilar de este título. Con un estilo pintado y animado al estilo tradicional, la sensación de estar ante una serie de animación 2D de calidad es algo que está presente no solo en personajes, sino en fondos, pinturas y otros elementos que hay en pantalla. El apartado sonoro no consigue destacar demasiado, sin voces y con música un pelín repetitiva, pero sin llegar a ser algo negativo.

Whispering Willows es un claro ejemplo de que hay ideas que cuajan bien en algunos apartados pero no en otros. Su simpleza y lentitud al jugar pueden ser negativas, pero con una duración que no pasa en ningún caso de las tres o cuatro horas y sin ningún aliciente post-game. Toda su presentación, narrable y artística son dignas de elogio y al final la sensación de juego interesante se consigue. Aquellos que busquen un juego con gran peso en argumento y diseño artístico, deberían echarle un ojo.