Portada » Análisis » VVVVVV

VVVVVV

Vvvvvvueltas y vueltas sin parar en un mundo ambientado con gráficos y música 8 bits.

VVVVVV - Análisis

Uno de los títulos indie que ha cosechado un gran éxito en PC gracias a su aspecto retro y sencillez jugable aterriza ahora en Nintendo 3DS, lo que nos permitirá disfrutar de él donde nos venga en gana y que sentiremos como un juego hecho para la portátil.

VVVVVV tiene una base muy simple: nuestro personaje sólo puede moverse y cambiar la dirección de la gravedad (con un botón) del suelo al techo o viceversa. Hasta ahí todo parece fácil, pero cuando te encuentras con un universo lleno de dificultades en el que tocar cualquier obstáculo o enemigo supone la muerte, ya la cosa se complica drásticamente. Lo bueno es que no llegas a desesperarte gracias a que casi siempre hay un checkpoint colocado antes de cada reto difícil.

El objetivo en este juego será, a los mandos del capitán Viridian, rescatar a nuestros otros cinco compañeros de tripulación de los distintos niveles en los que han quedado atrapados después de que haya habido un desajuste en un portal dimensional. Nosotros nos encontramos en una dimensión central que tendremos que explorar para encontrar las distintas entradas a esos niveles. Por suerte, en la pantalla táctil disponemos siempre de un mapa “a lo Metroid” que nos ayudará a movernos por este caótico universo. Contamos además con una serie de teleportales a lo largo del juego, que nos permitirán movernos libremente entre ellos una vez que los hayamos activado. 

VVVVVV Análisis 3DS

La estructura de este juego se desarrolla en pantallas. Cada una de ellas contiene un reto que tendremos que superar para poder “atravesarla” pero nunca será sencillo. Tendremos que esquivar muchos pinchos y enemigos, flotar varias pantallas recordando el camino, escalar una torre mientras los márgenes de la pantalla se mueven, avanzar por escenas laberínticas, usar cuerdas de cambio gravitatorio, o tener que ayudar a algún miembro de la tripulación a que cruce la pantalla sin morir.