Portada » Análisis » Top Spin 3

Top Spin 3

El primer simulador de tenis de Wii llega a las tiendas. ¿Hará un buen saque?

Top Spin 3 - Análisis

Desde que Wii Sports llegó a nuestras vidas, muchos usuarios de Wii han querido ver en sus consolas un juego que materializara la promesa de llevar un campo de tenis a nuestros salones. Un simulador de este deporte era algo que sabíamos que tarde o temprano tendría que aparecer en el catálogo de la consola, y aunque ha tardado algo más de lo que esperábamos, aquí está el primero. Su nombre: Top Spin 3. ¿Cumplirá las espectativas o será un Out en toda regla?



¿Una raqueta en tus manos?

Como buen juego de tenis de Wii, lo primero que nos llama la atención es el control. Aunque no podemos considerar Wii Sports un verdadero simulador de tenis, es lo único con lo que podemos comparar este Top Spin 3. Así pues, comparando el juego de 2K Sports con el clásico moderno de Nintendo, el primero gana en profundidad, mientras que el segundo triunfa en diversión. Vamos a explicar esto a fondo.

Para empezar, en Top Spin 3 jugaremos con nunchaku y wiimote. Podremos mover a nuestro jugador con el joystick, mientras que moviendo el mando daremos nuestros golpes. Cada golpeo consiste en dos movimientos, la preparación, y el golpe en sí. Cuando la pelota vaya hacia nosotros, deberemos mover el wiimote hacia atrás, con lo que se iniciará la preparación. En este momento el jugador se queda clavado en el suelo y el joystick sirve para indicar la dirección del tiro. Cuanto más tiempo permanezca en esta posición, mayor será el desvío de la pelota hacia esa dirección. A continuación está el golpe, que se ejecuta moviendo el mando hacia adelante. Esto podemos hacerlo en cualquier momento. A diferencia de Wii Sports, podemos mover el mando antes de que la pelota llegue a nuestro avatar, que él ya se encargará de ejecutar el golpe a su debido tiempo. La ventaja de hacerlo en el momento justo es que el tiro tendrá algo de potencia extra.

Existen las voleas y los tiros cortados. Para hacerlos, tendremos que ejecutar un movimiento hacia arriba o hacia abajo con nuestra "raqueta", pero, por algún motivo, tan sólo serán detectados estos movimientos especiales si dejamos pulsado el botón Z. En cuanto a los saques, dispondremos de dos maneras de hacerlos. Pulsando Z para un saque automático y seguro, o ejecutando el movimiento nosotros mismos. Esta segunda acción permite saques algo más fuertes, pero son arriesgados pues, si no los ejecutamos correctamente, provocarán una falta.