Portada » Análisis » TNT Racers: Nitro Machines Edition

TNT Racers: Nitro Machines Edition

La conducción más arcade llega a Wii U.

TNT Racers: Nitro Machines Edition - AnŠlisis

TNT Racers: Nitro Machines Edition me ha traído buenos recuerdos, de cuando de pequeño me enganché como un loco a Super Off Road y me pasé alguna tarde muerta dando vueltas a circuitos diminutos con coches de juguete. Y es que esa es la gracia de los juegos arcade: unas bases sencillas y repetición de los mismos elementos. Los divertido no es llegar al final, sino el juego en sí. Puedes pasarte horas enganchado a ellos y te lo seguirás pasando tan bien como en el primer día, incluso mejor, porque cuando llegas a dominar las mecánicas, puedes fliparte un poco y lucirte.

TNT Racers: Nitro Machines Edition ofrece un puñado de circuitos, con sus variantes espejadas, por supuesto, unos cuantos coches desbloqueables (a las dos horas ya los tendréis todos) y unos cuantos modos de juego para pasar el rato. Nada del otro mundo, cierto, pero no hay que olvidar que estamos ante un título descargable, no una gran producción. Sin embargo, pese a tener un par de buenas ideas, hay ciertos detalles que empañan el resultado final, además de una ausencia que lastra tremendamente su vida como juego útil. Pero no adelantemos acontecimientos.

Las pruebas de TNT Racers: Nitro Machines Edition

El primer modo de juego es también el que sirve para la toma de contacto de los controles y nos presenta poco a poco todos los elementos que se irán repitiendo más adelante. El control es tan simple como tocar la bocina. Adelantar, frenar, girar y un botón para usar el objeto que hayamos cogido en el circuito. Porque sí, al más puro estilo Mario Kart, habrá cajas con interrogación diseminadas a lo largo de los circuitos, cajas que tendrán minas, pistolas, turbos, cortinas de humo…

TNT Racers Nitro Análisis

Hay varios tipos de pruebas que se van desbloqueando a medida que se van completando estos retos. En las de tipo Turbo, por ejemplo, prima la velocidad, pero en las Drift habrá que controlar la frenada y saber coger las curvas. La dificultad es también creciente. Los adversarios son más inteligentes y nos ponen en más aprietos.

Y es que básicamente todas las carreras de TNT Racers: Nitro Machines Edition siguen el mismo esquema. Cuatro corredores sobre la pista, un objetivo, que pueden ser monedas, puntos, un tiempo límite o un número de vueltas determinado, y la salvedad de que todos los coches comparten pantalla. Si por cualquier motivo uno de ellos se cae de la carretera o es dejado atrás, es eliminado.

Así, por ejemplo, en las carreras consistentes en conseguir puntos, todos los corredores que caen se vuelven a unir como fantasmas, pudiendo estorbar a los que todavía queden en liza. Ralentizadores, un martillo que sacude la pantalla o un tornado son sus armas para hacer que el resto caiga y, de paso, es una magnífica idea para evitar tener a jugadores de brazos cruzados.

Cuando han caído tres de los cuatro corredores, el juego adjudica puntos en función de cuánto has podido sobrevivir y vuelven todos a competir hasta que se llegue a la puntuación exigida. Estos enfrentamientos son rápidos. No pasan más que unos segundos hasta que empiezan a caer los primeros pilotos y es raro que no se reinicie la carrera antes de un minuto. Lo que dura el reto completo ya depende de nuestra habilidad y de el marcador que haya que alcanzar (no es lo mismo conseguir 6 puntos que 20).

A estas carreras por puntos por eliminación también se suman las que puntúan por saltos, usar armas, adelantar o eliminar a adversarios. En este caso gana el que más puntos tenga al final, pero las condiciones de fin de reto son distintas, ya que puede depender de un tiempo determinado o un número de vueltas concreto. También hay carreras en solitario para completar vueltas en un crono determinado (con el tiempo bastante justo, todo sea dicho de paso) con obstáculos en el camino.