Portada » Análisis » Theatrhythm Final Fantasy

Theatrhythm Final Fantasy

La música, más protagonista que nunca en un Final Fantasy 

Theatrhythm Final Fantasy - Análisis

Tres formas de jugar

No voy a entrar en la mecánica de juego, ya que se basa en variaciones de pulsar y arrastrar en la pantalla táctil siguiendo el ritmo de la música. Baste decir que sí he notado que el juego es ligeramente más sencillo que otros de su género, aunque no significa que no suponga un reto. La curva de dificultad está muy bien ajustada y comenzaremos a tener problemas con las canciones de Final Fantasy IV en dificultad normal, sobre todo si vamos a conseguir la SS y sin cometer fallos (de conseguir todo críticos, perfectos, ya ni hablemos).

Por un lado está el modo Serie, en el que nos adentraremos en el interior de cada juego. Los tres temas iniciales de cada juego estarán disponibles para ser jugados de una sola tacada y tendremos una pequeña introducción y un cierre de episodio. Es imprescindible pasárnoslo para comenzar a acceder al resto de modos de juego.

En el modo Desafío (Challenge) podremos jugar cada canción de forma individual para batir nuestras marcas o desbloquear las dificultades superiores en el modo Serie (sólo hemos conseguido encontrar tres grados de dificultad).

Theatrhythm Final Fantasy

Por último, está el modo Santuario del Caos (Chaos Shrine) en el que nos juntarán dos canciones del juego de forma aleatoria para ser superadas de golpe, sólo o hasta con un multijugador a cuatro. Es en este modo donde se pueden conseguir los mejores tesoros y objetos, ya que hay hasta cuatro jefes finales por escenario, todos ellos cargados de suculentos objetos. Podremos guardar hasta 99 combinaciones diferentes e incluso compartirlas a través de StreetPass. La dificultad de estas canciones es alta y es un reto para jugadores un poco curtidos, no para novatos.

Conclusión

Theatrhythm Final Fantasy es una verdadera joya. Desafiante, completísimo, con una música absolutamente magistral y los jugones veteranos que llevan 25 años disfrutando de la saga pueden añadir a lista la nostalgia. Es uno de esos títulos de “una canción más y apago la luz” en los que terminas viendo amanecer.

Su único y, por desgracia, enorme problema: está en inglés. A estas alturas, imperdonable.

¿Qué opinas de Theatrhythm Final Fantasy?