Portada » Análisis » The Legend of Legacy (3DS)

The Legend of Legacy

Rol de la vieja escuela.

The Legend of Legacy (3DS) - AnŠlisis

El año comienza cargado de lanzamientos y la veda queda abierta para los afortunados poseedores de la portatil de Nintendo. Es el año de los JRPG en 3DS y uno de los primeros en llegar es el prometedor The Legend of Legacy. Desarrollado por el estudio japonés FuRyu y con la colaboración de figuras de cierto renombre dentro de la industria, es uno de esos títulos que rara vez logran cruzar el charco.

 

Los misterios de Avalon

Una misteriosa isla emerge en mitad del océano y lo que antes fué el hogar de una antigua civilización, ahora es el feudo privado de su descubridor, el auto proclamado Rey de los Aventureros. Muchos rumores circulan sobre Avalon, acerca de espiritus, dioses, ruinas y sus tesoros, pero es una vieja historia la que despierta el deseo de los aventureros. Es la leyenda del Star Graal, un artefacto antiguo del cual se dice otorga la vida eterna. Es entonces cuando siete exploradores llegan a Initium, la única población de Avalon, para investigar los confines de esta nueva tierra, guiados por sus propios intereses y diferentes circunstancias.

El primer paso es escoger a nuestro protagonista de entre los siete personajes disponibles. A lo largo del desarrollo del juego, conoceremos su historia personal, la razón por la cual se ha embarcado en esta aventura. Son personajes muy diferentes entre sí, cada uno diestro con un tipo de arma en paticular o más proclive a aprender ciertas habilidades. Durante la secuencia inicial, particular de cada uno, conocemos a los dos compañeros que completarán el grupo. Si bien es cierto que mas adelante podemos reclutar al resto de exploradores, el particular sistema de desarrollo de personaje hace que cambiar a miembros del grupo sea una idea nefasta, como veremos más adelante.

 

La historia es simple y poco trabajada. No tiene ritmo ni interés, sólo conversaciones vacías, rocas que susurran poemas, visiones en clave, jocosos comentarios de nuestro protagonista y en definitiva, pinceladas de una historia no escrita. Lo mismo ocurre con el transfondo de nuestro protagonista, narrado mediante brevísimos y escasos sueños que intentan profundizar, sin éxito, en el pasado del personaje. Para rematar, los personajes destacan por su falta de carísma y nula expresividad. A todo esto no ayuda que el juego llegue integramente en inglés.

Un explorador afortunado

El juego cuenta con un peculiar sistema de desarrollo de personajes, por el cual tras cada batalla existe la posibilidad de obtener un incremento en los siguientes parámetros: Attack (poder de ataque), Guard (capacidad defensiva), Support (velocidad de acción), HP (puntos de vida) y SP (puntos especiales). Por lo tanto, para desarrollar a un personaje, este tiene que ser parte activa durante todos los combates y no tiene sentido que dirijamos nuestro esfuerzo a entrenar a otros personajes mas allá de nuestro grupo inicial.

Las artes de batalla así como las habilidades mágícas, se obtienen mediante un proceso similar. Si por ejemplo usamos una habilidad de arco durante el combate, hay una posibilidad de despertar una nueva para el mismo; este despertar o awakening es todo un acontecimiento, no solo porque es un proceso aleatorio sino porque es una forma muy llamativa de descubrir nuevas habilidades. En el caso de la magia, primero tenemos que equipar un accesorio llamado whispering shard (se encuentran ocultos por el mundo) que contiene un hechizo, y al usarlo en combate, podemos llegar a aprenderlo o descubrir uno totalmente nuevo con un efecto inesperado que desbarata nuestra estrategia. Otro aspecto clave de este sistema, es que cuanto mas poderoso es un enemigo, mas posibilidades tenemos de aprender algo.

 

Antes de empezar a combatir, tenemos que dedicar un momento a configurar las formaciones. Las formaciones determinan la posición durante el combate, potenciando ciertos aspectos y hay que seleccionarlas al comienzo de cada turno. De este modo, la formación Attack aumenta el daño; Guard sube la defensa y extiende las habilidades defensivas al resto del grupo; y Support aumenta la velocidad y mejora las habilidades curativas. Debemos tener presente que utilizar artes de batalla o magia en una formación, aumenta el parámetro en cuestión (attack, guard o support) para esa habilidad. Estas tres formaciones básicas son suficientes para completar el juego, pero lo cierto es que existen formaciones avanzadas que están ocultas y en ningún momento nos dicen como se pueden conseguir, que no es de otro modo que vistando zonas que ya hemos completado para hablar con personajes que, de forma aleatoria, pueden enseñarnos o no, una nueva formación.