Portada » Análisis » Tap Tap Arcade (Wii U)

Tap Tap Arcade

Dos juegos y un botón.

Tap Tap Arcade (Wii U) - AnŠlisis

Tap Tap Arcade de RCMADIAX llega a la eShop con la idea que juntar dos propuestas simples pero adictivas en un solo paquete, pudiendo cambiar después de cada mini partida entre una y otra. Y todo ello utilizando pantalla táctil para el menú y sólo un botón para jugar a ambos componentes del lote.

Avanza para estrellarte

En Tap Tap Arcade un simple menú nos permitirá escoger entre los dos títulos que lo componen. Un menú en el que ningún botón funciona y los controles son completamente táctiles. Sin embargo, al entrar en faena en cada uno de los juegos la cosa cambia y el control se centra en los botones. El GamePad se hace obligatorio para jugar (no acepta otro tipo de mando) pero a cambio se tiene un Off-TV que sienta bien.

Como ya se ha dicho, los dos juegos que componen este lote son muy sencillos de jugar. Con un botón se pueden hacer muchas cosas, pero aquí se busca algo que pueda ser accesible y fácil para entender. El primero de los juegos es Don’t Crash y, como su propio nombre indica, consiste en que hay que intentar no chocarse. El segundo, Spikey Walls, tiene muchos muros llenos de pinchos y hay que esquivarlos.

Pasamos a hablar de Don’t Crash. Con una vista desde arriba se ve un circuito de carreras muy simple en el que hay dos coches en movimiento en sentido contrario y hay dos carriles para que se muevan por ellos. Uno de los coches es 100% CPU, el otro queda bajo nuestro control para cambiarlo de carril únicamente. El coche CPU irá cambiando de carril conforme le apetezca y nuestro deber es ir cambiando en consecuencia para que no se choquen. Al principio comienza lento pero se vuelve muy rápido enseguida y hay que tener mucho ojo. Es un juego en la búsqueda de superación de récords.

En Spikey Walls estamos ante uno de tantos juegos en los que hay que ir pasando por un camino especifico abierto entre un muro. Para poderlo entender fácil, es muy parecido a Flappy Bird. Todos los muros están cargados de pinchos por lo que se reduce el espacio de maniobra y hay que controlarlo bien. Ahora, para volar con nuestra mosca, hay que pulsar A para elevarla un poco, siendo necesarias varias pulsaciones para subir mucho - y si se suelta el botón sin que se vuelva a pulsar, desciende rápidamente. Personalmente me gusta más que ascender sea dejar el botón pulsado y descender soltar, pero la idea de este juego quizás sea un reto todavía mayor. Al igual que ocurría con el anterior juego, el objetivo es superar nuestra marca y compartirla en Miiverse para compararnos con otros jugadores.

En definitiva, Tap Tap Arcade ofrece unos gráficos sencillos para exponer su propuesta. No es un juego con fallos criticables en su jugabilidad, pero sí que es decepcionante que cuando llevas cinco minutos jugando lo hayas visto todo varias veces. Una compilación así debería tener un mínimo de cuatro o cinco minijuegos de esta categoría o ampliar un poco más la profundidad, ya que al final te quedas con una sensación que no es la que esperabas.