Portada » Análisis » Super Pokémon Rumble

Pokémon Rumble Blast

Un concepto bueno para portátil pero insuficiente para el formato físico.

Super Pokémon Rumble - Análisis

analisis super pokemon rumble nintendo 3dsEn donde sí que gana es en el 3D, parece mentira que en un juego con mapas planos y vista isométrica el 3D luzca tan bien. Los mapas juegan con la vegetación, vacíos y precipicios para sacar partido de la pantalla estereoscópica. No obstante, el look de los Pokémon sigue siendo el mismo de My Pokémon Ranch. Esta decisión es cuestionable, ya que Super Pokémon Rumble es un título en formato físico al que no se le impone la limitación de los 40 Megabytes propia de WiiWare. Un cambio de soporte debería haber llevado a por lo menos una renovación parcial en un estilo excesivamente simple.

El repertorio musical del juego es limitado. Las mismas piezas suenan sin variar apenas al cambiar el entorno atendiendo únicamente a la situación. Además, carece de la fuerza de las composiciones más célebres de la saga, tantas veces tarareadas. No se aprecia ningún tipo de esfuerzo en los campos gráfico y sonoro más que la actualización de nuevos Pokémon y la inclusión del 3D.

En donde realmente se distingue Super Pokémon Rumble de su predecesor es en un mayor componente rolero. Una historia que se desvela a partir del segundo capítulo, aldeas, la posibilidad de aprender ataques o evolucionar liberando Pokémon (literalmente). Aun así, no existe mejora alguna de las características ni subida de nivel. Descubrirás que un Pokémon que te es útil ahora, dejará de serlo en un par de zonas más adelante dado que su nivel no aumenta, el no poder entrenarte tu propio equipo es una pega en lo que a personalización de la partida se refiere.

Mirando cada punto, Super Pokémon Rumble parece un juego con abundantes carencias; pero en su conjunto funciona mejor. No os fieis de sus primeras horas, engañan mucho pues no muestra la mayoría de las novedades y la dificultad está por los suelos. En los últimos instantes de la historia (que te puede llevar unas 10 horas) probablemente tengas que repetir zonas y Battle Royales por no haber dado con una estrategia adecuada para superarlas. Las muertes llegarán, estad seguros.

Otra forma de hacer frente esos atascos en fases avanzadas es recurriendo al multi cooperativo local, que favorece también la captura de nuevos Pokémon. O bien puedes ampliar tu plantilla gracias a Street Pass. Al cruzarte con un jugador, tienes la posibilidad de enfrentarte a él en tu consola. Si ganas, podrás conseguir prestado uno de sus Pokémon. También puedes recibir visitas a tu juguetería con encuentros con cualquier persona consiguiendo ventajas como recaudar dinero y desbloquear la aparición de Pokémon legendarios en determinadas zonas una vez hayas llegado a cierto número de visitantes. 

Sinceramente, parece que este spin-off queda mejor en una portátil. Al fin y al cabo, toda la mecánica se reduce a una constante sucesión de zonas y batallas cortas. Lo que más me ha gustado es poder echar partidas de 5 ó 10 minutos en ratos libres. Haces un par de zonas, consigues algunos Pokémon nuevos y apagar. Un juego portátil de libro. Es mejorable, desde luego; pero cumple de maravilla cuando quieras matar el tiempo un rato corto con partidas rápidas y sencillas.

::Haz tu propio análisis de Super Pokémon Rumble aquí::