Portada » Análisis » Super Mario Bros: The Lost Levels

Super Mario Bros.: The Lost Levels

Analizamos Super Mario Bros: The Lost Levels, el Mario más difícil, en su versión para la consola virtual de Wii U.

Super Mario Bros: The Lost Levels - Análisis

Super Mario Bros., creado en 1985 por Shigeru Miyamoto, supuso un antes y un después en la historia de los videojuegos y de Nintendo. Un plataformas de desplazamiento lateral de una calidad sin precedentes. Un juego destinado a vender videoconsolas a mansalva y acabar definitivamente con la primera gran crisis del mundo de los videojuegos. Pero, como prácticamente todo en este mundo, el juego no era infinito y, tras acabarlo y descubrir todos y cada uno de sus secretos la gente quería más. Y más difícil. Así que, un año después, Japón en exclusiva recibió la secuela del aclamado título: Super Mario Bros: The Lost Levels.

La Nintendo que escuchaba a sus fans

Así que, Super Mario Bros: The Lost Levels es lo que pasa cuando Nintendo escucha a sus fans. Es exactamente igual que Super Mario Bros. en términos jugables (incluso con ese contador de tiempo tan extraño, que solamente la propia NES sabe en qué unidad temporal cuenta), aunque con la posibilidad de jugar con Luigi y con una dificultad muy elevada. No solamente es difícil, sino que a veces, te hace trampas como, por ejemplo, una tubería que te teletransporta directamente al primer nivel. Pero no adelantemos acontecimientos.

Super Mario Bros: The Lost Levels añade como objeto un champiñón azul, que pronto descubrimos que no es más que un enemigo más disfrazado. Si Mario lo come, muere o pierde su transformación. Continúan el champiñón convencional, que nos proporciona un golpe extra; el champiñón verde, que nos proporciona una vida más y la flor, que nos permite lanzar bolas de fuego.  La versión de Wii U, como viene siendo habitual, mantiene todos los defectos provocados por las limitaciones de la consola original, como un molesto parpadeo en algunas plataformas o enemigos pero, por lo demás, es un juego con un aspecto muy bonito una jugabilidad muy fluida.

El salto perfecto existe

¿He dicho ya que la dificultad es endiablada? Por suerte, con Wii U y su sistema de guardado podremos facilitar un poco la aventura. Para los valientes (como lo eran todos aquellos que se lo pasaron en 1986) Shigeru Miyamoto y su equipo  decidieron permitir que si Mario moría pero había avanzado mucho en el nivel, no empezara desde el principio. Es el único favor que os hará a lo largo de todo el juego.

Los niveles están diseñados con maestría, la del maestro que suspende a todos sus alumnos salvo a los realmente brillantes, y el juego está pensado para ser empezado una y otra vez durante meses. Es divertido, pero quizá demasiado frustrante aunque hay que comprender que salió en una época en la que la oferta de juegos no era tanta como la actual. Además, fue lo que los seguidores de Super Mario Bros. le pidieron a Nintendo que, comprendiendo que se habían pasado de dificultad, decidieron omitir su lanzamiento en occidente y cambiarlo por Doki Doki Panic, cuya historia todos conocéis. Sin embargo, llegó a Europa años más tarde en forma de remake para SNES y junto a todos los otros juegos de la serie Super Mario Bros. de NES (esta recopilación remake fue mi primer juego, además) con notables mejoras gráficas y alguna que otra jugable.

Sólo para tipos duros

En definitiva, se trata del juego más difícil de la serie Super Mario Bros. así como del menos original. No deja de ser a Super Mario Bros. lo que New Super Luigi U es a New Super Mario Bros. U. Es un juego diseñado para gente dura, verdaderos jugadores que no tienen miedo a empezar una y otra vez desde el principio para llegar al final. Si has liquidado Super Mario Bros. ya y te quedaste con ganas de más, probablemente encuentres en él el desafío que andabas buscando. Si no, es mejor que te hagas con él antes de hacerte con éste. Te servirá de entrenamiento. Y ya te aviso yo por si te queda alguna duda, necesitas ese entrenamiento como quien necesita respirar. Super Mario Bros. 2: The Lost Levels es un juego sólo para tipos duros.