Portada » Análisis » Star Wars: El Poder de la Fuerza II

Star Wars: El Poder de la Fuerza II

¿Ser o no ser clon? Esa es la cuestión.

Star Wars: El Poder de la Fuerza II - Análisis


Todos los poderes del primer juego se han respetado, y de hecho la mayoría de ellos están desbloqueados desde el principio, dejando para el resto de la campaña el desbloquear los nuevos y subirlos de nivel. En este sentido, la dificultad ha sido mal balanceada, porque con tanto poder resulta demasiado fácil acabar con los enemigos desde el principio. Es como si empezáramos un Metroid con todos los power-ups activados... No se disfrutaría igual del viaje. Por si fuera poco, se nos permite mejorar los sables láser con piedras mejores y subir de nivel nuestras habilidades en cualquier momento, lo que nos hace mantener esa supremacía en niveles más avanzados.


La Fuerza en tu wiimando

Se echan en falta los innumerables combos presentes en otras versiones, ya que no podremos combinar nuestros poderes en ataques de espada-rayo, o empujón-rayo. En su lugar, tendremos las posibilidades de manejo que ofrece el wiimando. En esta ocasión se ha implementado el control por puntero, que nos permitirá decidir en qué dirección se lanzan nuestros ataques. Incluso podremos agarrar objetos y enemigos y luego balancearlos por la pantalla directamente con el puntero, lo cual nunca deja de tener su gracia. Los poderes de agarre y de empujón de la Fuerza siguen siendo tan espectaculares como en el primer juego gracias al motor de físicas del que presume la versión Wii. De hecho, la mayor parte de los objetos y de las paredes de los escenarios son destructibles, al menos desde un punto de vista estético, lo que se agradece bastante en pasillos largos. En cuanto a los enemigos, es agradable comprobar que se han incluido las mutilaciones (sin sangre) que tanto se echaban de menos en el original.

De no ser por lo repetitivo de los combates contra los mismos enemigos una y otra vez, y de la falta de novedades importantes respecto al primer título, estaríamos ante un brawler interesante. Pero el tiempo de novedad de esta mecánica de lucha pasó, y en estos momentos debemos exigirle algo más de esfuerzo por ofrecer algo diferente. Llama la atención la ausencia de ideas y recursos ante la oportunidad de hacer una gran juego de Star Wars en la consola. ¿No habría sido una buena ocasión para implementar el WiiMotion Plus y así darle algo más de sentido a los duelos de sable láser?