Portada » Análisis » Squeeballs Party

Squeeballs Party

¡Felicidades! Has encontrado trabajo como evaluador de squeeballs en su isla secreta. ¿Te atreves a probar si están listas para llegar a las tiendas?

Squeeballs Party - Análisis

Las squeeballs son el juguete de moda. Sin embargo, antes de llegar a las tiendas, estas graciosas bolas con vida propia se tienen que enfrentar a un riguroso test de calidad en el cual muchas morirán chafadas, electrocutadas, cocinadas, devoradas, quemadas... Es tal y como postuló Charles Darwin: sólo sobreviven las más adaptadas. Y es labor del evaluador (es decir, el jugador) hacer todas las pruebas que determinarán cuáles llegarán al usuario final.

Squeeballs Party análisisBajo esta original premisa se nos presenta Squeeballs Party, la apuesta para las fiestas del pequeño estudio Eiconic. 11 desafíos en los que se basan 14 pruebas  y más de 150 mini-juegos pronostican diversión para rato pero, ¿está a la altura?

La respuesta, con mi más sentido pésame para las pobres squeeballs, es que sí. Así que no tengas miedo de machacar, destruir, electrocutar, cocinar... Te vas a divertir. Pero, ¿Qué nos encontraremos dentro de este nuevo Party Game?

Tras un gracioso y llamativo vídeo inicial en el que se nos hace un resumen de todas las pruebas, decorados, squeeballs, así como del humor -en la línea de la célebre serie Vaca y Pollo pero algo menos grotesco- del que hace gala el juego accederemos a un menú en el cual tendremos cuatro opciones disponibles: Escalera desafío, Un Jugador, Partida de Fiesta y Mano a Mano. Es importante empezar a jugar por Escalera Desafío para desbloquear todas las pruebas en el resto de modos, ya que no estarán disponibles desde el principio.

En dicho modo haremos la ruta de mini-juegos que el maestro evaluador nos ha propuesto para avanzar en nuestro camino como evaluadores de squeeballs. Empezaremos con retos fáciles para familiarizarnos con las pruebas y gradualmente irá aumentando la dificultad. Nos daremos cuenta de que cada prueba está presentada con un cómic en el que se nos explica la mecánica en las distintas viñetas y un gracioso vídeo mediante el cual se nos pone en situación. Si ya los hemos visto y no nos apetece verlos de nuevo, podremos simplemente saltarlos pulsando un botón. No os preocupéis si no os da tiempo a quedaros con la copla u os los saltáis sin querer, porque mientras juguemos tendremos instrucciones en castellano en la pantalla sobre qué hay que hacer en cada momento, ideales para los más despistados -como el que escribe estas líneas-, así como el objetivo del mini-juego en sí. Como curiosidad, está mejor traducido el juego en sí que el manual pero no será difícil encontrar errores de traducción -aunque para nada impedirán la comprensión del juego y sonsacarán una sonrisilla maliciosa a más de uno y más de dos-.

Squeeballs Party análisisEn el modo de Un Jugador podremos acceder a las 14 pruebas para batir nuestros récords personales, aunque no será tan variado como el modo anterior. El de Partida de Fiesta nos permitirá jugar hasta cuatro jugadores por turnos en partidas tanto predeterminadas como configuradas por nosotros. Cada partida se compondrá de pruebas encadenadas (con diferentes dificultades) siendo 6 el número máximo que podremos hacer en las configuradas por nosotros y cuatro la cantidad de partidas que podremos guardar. Sin embargo, será muy rápido configurarlas en el momento según el gusto de los que vayan a jugar. En el modo Mano a Mano podrán jugar dos jugadores simultáneamente, aunque sólo servirá para algunas pruebas, mientras que en las otras se tendrá que jugar por turnos. Pero os preguntaréis, ¿En qué consisten los desafíos?

 

10 Pin Bowling:

Se trata de un juego de bolos normal y corriente, con algunas diferencias con el de Wii Sports, pero mínimas. A pesar de su poca originalidad, es una prueba que siempre es divertida, sobre todo para las Partidas de Fiesta. Aún así, su comportamiento es bastante menos realista que el del juego de Nintendo.

Cannon:

El desafío Cannon contiene 4 pruebas: Cuerpo a Cuerpo, Distancia, Buscaminas y Jaula. Consiste en golpear una squeeball que te lanza el cañón con una raqueta lo más fuerte posible. En el modo Cuerpo a Cuerpo tendremos simplemente que golpear la mayor cantidad posible. En el modo Distancia hacerlas llegar lo más lejos que se pueda, en el modo Buscaminas hacerlas golpear las minas y en el modo Jaula hacerlas caer en las jaulas de su color. Notaremos que existen ciertos caminos que parecen predeterminados, sobre todo en el modo Buscaminas. Aún así, no le resta diversión una vez que le pillamos el truco -y el gusto- a golpear a las squeeballs.

Cooking:

Consiste en cocinar un plato para la squeeball "El Toro" siguiendo la receta que nos irá guiando paso a paso en su elaboración. Todo son movimientos del wiimote y a más de uno que haya visto o leído Asterix y Obelix y las doce pruebas le dará miedo volverse como aquel lanzador de jabalina que tenía un brazo normal y el otro híper-musculado. Yo ya no puedo dormir por las noches.