Portada » Análisis » Shinobi

Shinobi

Con tantos guiños a los clásicos que sólo le ha faltado aceptar monedas de 5 duros.

Shinobi - Análisis

Todo lo que necesita un ninja, es el valor de nunca rendirse

Aquí no se puede ir a lo loco, tomamos el papel de un ninja y hay que actual como tal, por lo que toca medir los saltos, aprender a bloquear los ataques (de nada sirve dejar pulsado el botón), conocer las rutinas de cada enemigo y saber cuándo hay que lanzar un ataque. Claves que convierten a Shinobi en un juego difícil como los de antes y no apto para aquellos que se desesperan perdiendo una vida tras otra, repitiendo una y otra vez las mismas pantallas tras el clásico Game Over y que no desfallecen hasta que superan esa pantalla que parecía imposible.

En cuanto a la duración, se puede decir que seremos nosotros mismos, y nuestra pericia, quienes la marquemos. Sobre el papel estaríamos hablando de un juego relativamente corto, pero dependiendo del número de veces que tengamos que repetir un mismo nivel, y del nivel de dificultad seleccionando, el título se estirará más o menos. A eso hay que sumar los diversos extras que incorpora a modo logros, recompensas, una buena cantidad de niveles StreetPass (que también se pueden desbloquear gastando monedas) que suponen todo un reto, así como matar el gusanillo intentando batir los registros conseguidos en cada nivel sumando más combos o intentándolos superar en un modo de dificultad superior.

Análisis Shinobi 3DS

El uso del efecto 3D orientado a darnos más profundidad le sienta bien a un juego en dos dimensiones como es este Shinobi. Diferenciando claramente las diversas capas que componen el escenario de cada nivel. Pero es una pena que durante todas las secuencias animadas que acompañan cada inicio y final de fase el 3D se desactive y no podamos disfrutar en ellas del efecto tridimensional.

En definitiva, SEGA y Griptonite Games han traído de vuelta al viejo ninja, no sabemos si para quedarse entre nosotros o para volver a desaparecer entre las sombras. Pero esperemos que sea lo primero, porque este Shinobi para Nintendo 3DS está cargado de buenas ideas y de grandes intenciones.  

Se le agradece que hayan optado por seguir la línea de los juegos clásicos y que hayan apostado por la jugabilidad. Pero una saga con tantos fans como Shinobi merecía un juego más pulido, con un apartado gráfico y artístico más trabajado, así como un mejor desarrollo de niveles. Pero pese a todo, el juego cumplirá las expectativas de todos aquellos que busquen un juego difícil, como los de la vieja escuela. En el que el perder una vida nos duela, en el que la historia es una excusa para encadenar una pantalla tras otra y en que la satisfacción de superar un nivel que nos parecía imposible nos haga levantar de la silla. Eso es este Shinobi, con sus pros y sus contras.

¿Y a tí? ¿Qué te ha parecido el retorno de Shinobi a sus raíces clásicas?