Portada » Análisis » Shaun White Skateboarding

Shaun White Skateboarding

Un juego directo, accesible, sin complicaciones, en el cuál poder realizar trucos sin parar a medida que resucitamos una ciudad de la monotonía y el aburrimiento con toda nuestra habilidad.

Shaun White Skateboarding - Análisis

Al hablar de una ciudad sin vida, por desgracia, hay que hacerlo de entornos demasiado vacíos. Cierto es que una vez se devuelve a la vida a las diferentes partes de la ciudad, todo se verá mucho más alegre, colorido, y con múltiples posibilidades. Pero se echa de menos elementos móviles en los escenarios, como algún transeúnte o vehículo. Todo es demasiado estático, los escenarios están fantasmalmente vacíos, y aunque eso no afecta para nada a la jugabilidad del título, si que en ocasiones se echa de menos. Esto no quiere decir, no obstante, que no nos encontremos personajes a lo largo del modo campaña. De hecho, inicialmente contaremos con sólo 4 skaters, de los 12 disponibles en total, por lo que tendremos que ir superando los diferentes escenarios y desafíos que se nos proponen para desbloquear a los nuevos skaters que se nos presentan a lo largo de toda la trama.

Shaun White Skateboarding - Análisis WiiShaun White Skateboarding - Análisis Wii

Nueve serán las diferentes localizaciones que visitaremos a lo largo del modo carrera, desde una universidad, hasta una estación de trenes, pasando por un museo, los tejados de una ciudad o un barrio a la orilla del mar, todos recreados con un nivel gráfico bastante aceptable, pero sobre todo sólido y agradable. Lo cierto es que en materia de escenarios, el juego es muy variado. Aparte de ello, habrá localizaciones como la estación de telecomunicaciones o el descenso de una presa, donde la miga estará en hacer más puntos que un adversario, dominar una zona o ganar una carrera. Si a esto añadimos un modo multijugador para dos personas en el cuál contaremos con hasta 5 modos de juego diferentes, en los que básicamente habrá que competir con nuestro adversario consiguiendo más puntos con trucos, o dominando ciertas zonas del mapa. No obstante, este modo de juego es más bien anecdótico, aunque nunca se agradece como añadido.

Lo que es de destacar es la banda sonora del título, muy acorde con la tónica general. Canciones de rock alternativo o punk californiano de última hornada acompañan las partidas de un título en el que los diálogos, doblados al castellano, utilizan en demasía palabras como “colega”, “flipante”, “pasada” o “alucinante”. De todas formas, y siguiendo con la banda sonora, el número de canciones que podemos encontrar en Shaun White Skateboarding es más que suficiente, pudiendo elegir hasta las 8 próximas canciones que queremos que suenen en la partida. Esto tiene un inconveniente de diseño, y es que no es posible ver qué canción está sonando en el momento, por lo que si nos gusta una en concreto, tendremos que probar una a una hasta que encontremos el título de la que buscamos. Un gran fallo, porque lo cierto es que la tracklist es lo suficientemente variada, tanto en grupos como en estilos como para que algún tema nos acabe llamando la atención.

Shaun White Skateboarding - Análisis Wii

En defintiva, Shaun White Skateboarding es un juego sencillo, directo, que sabrá a poco a los más exigentes con los juegos del género, pero que gustará a todos aquellos que quieren un título de monopatines accesible con el que pasar el rato y echarse unas horas. No es muy largo, ni tampoco muy difícil, pero su mayor baza es que se deja jugar, y realmente lo que dura el título, una vez dominados los mapas y los controles, entretiene y divierte.

 

::¿Y tú qué opinas de Shaun White Skateboarding?::