Portada » Análisis » Secret Files 2: Puritas Cordis

Secret Files 2: Puritas Cordis

Que no pare el ritmo de aventuras gráficas, ¿pero de qué nivel?

Secret Files 2: Puritas Cordis - Análisis

Desgraciadamente, los escenarios de Puritas Cordis se quedan meramente en lo correcto, sin hacer grandes alardes, muy discretos y algo anodinos. Los personajes parecen recortados sobre los fondos y han sido modelados y animados toscamente. Un apartado especial merecen las animaciones de cuando usamos algún objeto, como cierta fregona en el segundo escenario del juego, en la que apartaremos la vista: pura vergüenza ajena.

Tampoco destacan demasiado los diálogos y los personajes secundarios, algo trillados y bastante sosos. Se echan de menos los argumentos hilarantes o las frases agudas del género, como las observaciones de Guybrush Threepwood o los comentarios a pie de página de George Stobbart. No pedimos que en todas las aventuras gráficas haya monos de tres cabezas o agentes dobles de la CIA, que no lo son pero sí que lo son, pero sí se puede hacer algún esfuerzo para generar diálogos entretenidos con alguna frase interesante.


Pero la esencia, que son los puzles, no están mal. Son lógicos, lo que sin duda se agradece ya que es más satisfactorio intuir y acertar que resolver un acertijo por puro ensayo y error. Las soluciones muchas veces resultarán esquivas y se agradecen esos puntos en los que nos atascamos, pues tendremos la sensación de estar ante un verdadero reto. Al menos todo está en castellano.

 Una pequeña reflexión sería apuntar al hecho de que, aparte del puntero, el Wiimote está completamente desaprovechado. ¿Tanto cuesta adaptar los puzles completamente a Wii? Cierto que resulta más sencillo, pero ahí tenemos a Zack&Wiki que nos demuestra cómo debería ser la mecánica de puzles en Wii. No es que no se agradezcan las aventuras clásicas en Wii, es solo que si flojea el argumento y los personajes al menos que los puzles sean memorables.

En resumidas cuentas, un juego con mecánica de la vieja escuela, pero con sus diferentes facetas muy descompensadas. Para los aficionados del género gustará, pero tampoco es la panacea. Visualmente muy mejorable y, lo más preocupante de todo, faltan buenos guionistas.

::Deja tu comentario en el foro::