Portada » Análisis » Sakura Wars: So Long, My Love

Sakura Wars: So Long, My Love

It's showtime!

Sakura Wars: So Long, My Love - Análisis

 Para el control puede utilizarse Nunchaku y Wiimote o mando clásico, siendo quizás esta última opción la más adecuada, dado que los "QTE" que hacen acto de presencia durante el modo aventura fueron diseñados originalmente para emplear los dos sticks del DualShock de PlayStation. Como es obvio se realizan mejor con el mando clásico, siendo la cruceta del Wiimote un pobre sustituto. Anecdóticamente haremos uso de la función de puntero del Wiimote para explorar ciertos escenarios o interactuar con otro personaje. Por desgracia, en una pésima decisión de diseño, dicha función no se desactiva cuando utilizamos el mando clásico.

Sakura Wars: So Long, My Love no es un juego deslumbrante en el apartado técnico. Al fin y al cabo hay que tener en mente que estamos ante un "port" de un juego de PlayStation 2 aparecido por primera vez hace cinco años, con todo lo que ello conlleva. El juego no cuenta con modo progresivo (480p) aunque al menos sí se ha mantenido la posibilidad de jugarlo a 60Hz. Y aunque no es un defecto en sí mismo el juego está diseñado en 4/3 (de hecho, tenemos que dar gracias que no hayan mutilado la imagen original), pero contrasta en una coyuntura en que los juegos se presentan habitualmente en 16:9.

 A pesar de ello, su apartado artístico, el logrado diseño de personajes y las perfectamente ejecutadas secuencias de animación que completan la narración, harán que tengamos la sensación de estar imbuidos en una serie de anime o de estar leyendo nuestro manga favorito. Inmersión que se acrecienta al estar muchas de las líneas de diálogo perfectamente dobladas. Una pena que a veces el volumen de la música las haga inaudibles.

El hecho de que Sakura Wars finalmente haya salido de su reclusión en su país de origen para conocer nuevos públicos desafiando la dictadura de las divisiones regionales, es algo de los que debemos estar realmente contentos y valorar. Sin embargo, tampoco podemos cerrar los ojos y pasar por alto sus carencias y defectos como producto. La principal pega que se le puede poner a esta quinta parte de Sakura Taisen es la falta de localización a nuestro idioma, ya que tanto las voces como los textos del juego se encuentran en inglés. Otra grave carencia, casi peor que la anterior, es no poder disfrutar del juego de la manera más fiel posible al original, al no estar disponible el doblaje japonés, aspecto que quizás los más acérrimos seguidores de la saga y de la cultura nipona en general echarán muy en falta. En territorio americano los usuarios de PlayStation 2 han tenido la oportunidad de disfrutar de dos ediciones: una idéntica a la que nos ha llegado -a precio reducido por cierto, lo que es de agradecer- y otra que incluía un segundo disco con el doblaje japonés.


Sakura Wars es una delicia japonesa, una rareza híbrida entre aventura interactiva y SRPG, que se alza como una propuesta singular y única en el catálogo occidental de la consola, y que recomendamos sin miedo a los aficionados al anime y a cualquier jugador con ganas de experiencias diferentes.

::Comparte tu opinión sobre Sakura Wars en el foro::