Portada » Análisis » Retroanálisis - Wario Land 3

Retroanálisis - Wario Land 3

Los problemas de los demás no me importan, pero si hay tesoros de por medio… ¡A la aventura!

Retroanálisis - Wario Land 3 - Análisis

Algo parecido ocurre con los modificadores, pues al conseguirlos cambiarán el mundo de la caja de música, creando caminos hacia niveles nuevos o provocando variaciones en aquellos a los que ya podemos acceder (por ejemplo, vaciar de agua un estanque) y esto, de nuevo, nos permite que seamos capaces de llegar a zonas de las fases que antes puede que ni estuvieran presentes.

Otra característica a destacar de Wario es que es inmortal, no importa los golpes que reciba ni a donde caiga, siempre podrá reponerse y volver a la acción – aunque a veces esto nos cueste dar muchas vueltas, sobre todo en los enfrentamientos contra los jefes. Sin embargo, algunos enemigos sí que nos harán algo especial… nos transformarán en distintas variaciones de Wario, como puede ser una versión vampiro, una ardiente, otra aplastada, y algunas más que por seguir con la tónica del juego, nos permitirán acceder a lugares a los que no sería posible de otra manera. Pero no sólo estarán para eso, ya que muchas veces estos enemigos particulares existen sólo para fastidiar, y harán que no seamos capaces de avanzar porque será necesario permanecer en estado un `normal´ para ello, y además nos obligarán a repetir nuestros últimos movimientos.

Wario Land 3

Por si tuviéramos poco con las plataformas, el juego nos propone un reto tras otro. Una vez completada la historia principal podremos seguir jugando para conseguir todos los tesoros restantes y así ser premiados con un modo contrarreloj para todas las fases. Disponemos también de un minijuego de `golf´ para echar partidas rápidas, un modo que podrá verse recompensado con más pistas si cumplimos una tarea bastante enrevesada: encontrar ocho monedas que hay en cada una de las fases. Y no basta con haber ido cogiéndolas a lo largo del juego, hay que conseguirlas de una sola tacada, algo que nos obligará a que estemos ya con la fase modificada al máximo para poder hacerlo.

Wario Land 3

Así que este Wario Land 3 nos deparó en su día – y sigue consiguiéndolo actualmente en la consola virtual de Nintendo 3DS – un juego de plataformas que apuesta por la exploración y la rejugabilidad de un nivel una y otra vez, ofreciendo así algo distinto, y donde el factor coleccionista es el verdadero protagonista.

¿Qué nota le pones a Wario Land 3?