Portada » Análisis » Retroanálisis - Teenage Mutant Ninja Turtles IV: Turtles in Time

Retroanálisis - Teenage Mutant Ninja Turtles IV: Turtles in Time

¡Cowabunga!

Retroanálisis - Teenage Mutant Ninja Turtles IV: Turtles in Time - Análisis

Las Tortugas Ninja forman un grupo de héroes que han tenido siempre – en mayor o menor medida – éxito comercial, de ahí que su licencia siempre tenga algún comprador y no paren de sacar series nuevas. Pero si hay una época en la que estos personajes brillaron en todos sus formatos, sería sin duda el final de los años 80 y principio de los 90. Uno de sus éxitos fue Turtles in Time, un título que triunfó en las máquinas arcade y en Super Nintendo, donde recibió una versión con nuevos niveles y otras mejoras.

El juego es un beat´em up de scroll lateral, lo que comúnmente se conoce como `yo contra el barrio´, en el que podemos encarnar a una de las cuatro tortugas, cada una con sus atributos propios de velocidad, fuerza y alcance de su arma. Con nuestro personaje escogido iremos avanzando a lo largo de una decena de niveles y una batalla final contra el malvado Shredder. Las fases, haciendo honor al nombre del juego, están ambientadas en diferentes épocas como la Prehistoria o el Salvaje Oeste, además de otros que ocurren en el presente, y todas ellas siguen la misma estructura: derrotar a un grupo de enemigos para poder seguir avanzando y así llegar hasta el final, donde un jefe nos espera para un combate movidito.

El aspecto que mejora considerablemente la experiencia es su modo multijugador. Tenemos la posibilidad de disfrutar con un compañero la aventura manejando a dos personajes, pudiendo unirse el segundo participante en cualquier momento pulsando Start (aunque si lo hacemos esta manera y no escogiéndolo de inicio la nueva tortuga está seleccionada de manera predeterminada). Juntos la aventura puede resultar quizás más fácil, pero realmente se hace mucho más divertida y entretenida, pues aporta el factor cooperativo además del posible `pique´de ver quién derrota más enemigos.

Este título, al ser una port de un arcade, conserva algunos problemas – o desafíos, según se vea – para completarlo. No tenemos la posibilidad de guardar partida y deberemos completar toda la historia de una sentada, lo cual hace que tengamos que estar un rato enganchados a la pantalla, aunque por suerte no es demasiado largo y en menos de dos horas podemos terminarlo. Esto quizás se presenta como un nuevo problema, ya que no es una aventura larga que nos tenga enganchados mucho tiempo, pero su vena arcade consigue que lo rejuguemos en bastantes ocasiones para mejorar nuestra puntuación y lo completemos con todos los personajes.

Teenage Mutant Ninja Turtles IV

Otro factor que nos obligará a jugar varias veces es el tema de los continues. Nuestro personaje posee una barra de salud que irá disminuyendo cuando es golpeado y, si se queda vacía, perderemos una vida; y cuando el contador de vidas llegue a cero, podremos usar un continue. Estos son limitados y, por lo tanto, tendremos que jugar sin fallos para evitar un Game Over a mitad de la campaña o bien ir avanzando y mejorando a base de práctica (tal y como se pretendía en la versión que consumía monedas).

Además de la aventura principal, Turtles in Time presenta dos modos extra de juego. Uno de ellos es el Time Trial, que nos ofrece jugar diferentes rondas de oleadas de enemigos en espacios cerrados para derrotarlos dentro de un tiempo límite, algo que puede motivarnos a querer completarlo o mejorar el tiempo de nuestros amigos. El otro modo es el modo VS, que resulta bastante curioso, pues en él podremos luchar contra otra persona manejando cada uno a una tortuga en un ring especial del maestro Splinter. Los controles aquí son los mismos que los del resto del juego, por lo que estas luchas podemos usarlas para, además de competir, entrenar para golpear rápido a nuestros enemigos antes de que lo hagan ellos.

Teenage Mutant Ninja Turtles IV

En definitiva, este título es uno de los mejores de su franquicia y uno de los beat´em up más divertidos de la época de SNES y es recordado por los fans con mucho aprecio, de ahí que su versión arcade fuera incluida como extra en TMNT 3: Mutant Nightmare de Gamecube y luego haya recibido un remake en consolas de alta definición.

¿Qué opinas de Teenage Mutant Ninja Turtles IV: Turtles in Time?