Portada » Análisis » Retroanálisis- Story of Thor

* Sin relacionar

Cuando los Action RPG reinaban...

Retroanálisis- Story of Thor - Análisis

Story of Thor es uno de esos juegos que los aficionados a os juegos atesoran en la memoria y del que las desarrolladoras se olvidaron con el paso de los años. Salió para MegaDrive en una época en la que el género del rol se caracterizaba por dos cosas. La primera era el escasísimo número de juegos de este tipo que llegaban a occidente (y mucho menos traducidos, como es el caso). La segunda era la tremenda hegemonía que SNES ejercía en los años 90.

Sin embargo, la consola de 16 bits de SEGA tuvo en su haber varios títulos muy destacables que, además, se encontraron entre los mejores de su época, todos publicados, además, por la propia compañía del erizo. Ya hemos hablado de Shining Force II, pero aún quedan en el acerbo popular Landstalker (el precursor de Alundra), Phantasy Star, Soleil, Light of Crusader y, por supuesto, Story of Thor, probablemente el más espectacular de todos ellos.

Podría atribuirse la existencia de este juego a la película de Aladdin, de los estudios Disney. La ambientación de ciertos escenarios es parecida, y el espíritu de fuego, Ifrit, es extraordinariamente similar al Genio, pero hasta aquí se acaban las comparaciones. Story of Thor fue un action RPG soberbio que por primera vez en el género introdujo combos de golpes y armas secundarias que se podían gastar, en muchos casos más potentes que las armas principales.

Encarnando al príncipe Ali tendríamos que salvar nuestro reino de las amenazas que quieren acabar con él y con nuestra vida, armados con un cuchillo y, sobre todo, con el guantelete dorado. Un artefacto que nos permitirá invocar a seres elementales para que nos ayuden en el combate, nos curen o nos permitan alcanzar lugares inaccesibles.

story of Thor

Su mundo abierto garantizaba la exploración más pura, lleno de secretos y de zonas que había que recordar más adelante para volver. Puede que viéramos un lugar que no se puede alcanzar hasta muchas horas más adelante, cuando ya contamos entre nuestras invocaciones a Umbro, el elemental de oscuridad, que se convierte en sombra y puede llevarnos a esos sitios. Por supuesto, en medio de los parajes naturales como el desierto, el volcán o los pantanos hay lugares secretos, con extraños retos, combates tipo survival que nos dan recompensas especiales y decenas de enemigos que nos atacarán a la mínima.