Portada » Análisis » Retroanálisis - Resident Evil 2

Retroanálisis - Resident Evil 2

Así comenzó la amistad zombi de Capcom con Nintendo.

Retroanálisis - Resident Evil 2 - Análisis

A pesar de que la relación de Resident Evil con Nintendo se hizo fuerte en la era Gamecube, ya en Nintendo 64 hizo su aparición la segunda entrega de la serie en un cartucho que unía el contenido de los dos discos de PSX, perdiendo calidad en las secuencias de vídeo pero mejorando los polígonos de los personajes, los tiempos de carga y ofreciendo la posibilidad de guardar en la memoria del juego.

La ciudad de Raccoon City se ha convertido en la víctima de una epidemia entre sus habitantes. Y no una cualquiera, sino una provocada por el experimental Virus-G, un compuesto para crear armas bio-orgánicas que utilizar en guerras, lo que ha provocado mutaciones entre los ciudadanos y los ha convertido en zombis que están devorando y matando a los supervivientes para que el virus se extienda por ellos también. La cosa no se queda ahí, ya que, vista la locura que está ocurriendo en la ciudad, las malvadas empresas farmacéuticas detrás de esta masacre han liberado algunas criaturas mutantes para que usen a los habitantes como carnada.

En el papel del policía novato Leon Scott Kennedy o de la intrépida Claire Redfield nos encontraremos en mitad del caos al llegar a la ciudad y no entender muy bien que está pasando, así que buscaremos respuestas. La cosa se irá complicando más; tendremos que buscar supervivientes y la manera de escapar de la ciudad sanos y salvos. Al igual que en su predecesor, en Resident Evil 2 podemos elegir dos personajes para completar la aventura, viviendo cada uno de ellos la experiencia de una manera un poco distinta y visitando lugares exclusivos. También cambia el personaje que será nuestra compañera, teniendo a la pequeña Sherry Birkin como apoyo – o más bien molestia – con Claire y a la enigmática Ada Wong si estamos con Leon.

La particularidad de este título está en la segunda vuelta, una opción de jugar con el personaje que no hayamos completado la primera. En este caso, la historia sería más una visión paralela de los hechos en lugar de una nueva narración, de manera que hay elementos que estarán condicionados por la otra partida y visitaremos lugares antes o después de que lo hiciera nuestro anterior personaje. No sólo eso, sino que también tendremos a un `amistoso´ Tyrant embutido en traje que nos estará esperando en varios lugares del juego para darnos una sorpresa. Una vez completadas las dos historias, sin importar el orden, desbloquearemos el archivo de Hunk, el cuarto superviviente, en el que manejaremos a uno de los personajes más misteriosos de la serie mientras huye de la ciudad en un corto periodo de tiempo.

Retroanálisis - Resident Evil 2