Portada » Análisis » Raving Rabbids: Regreso al Pasado

Raving Rabbids: Regreso al Pasado

Horas y horas de ¡¡Waaaaaaaaaaaa!!

Raving Rabbids: Regreso al Pasado - Análisis

También están los niveles de apuntar y disparar cuanto se mueva por el escenario y los fulgurantes niveles de plataformas, tanto cooperativos como competitivos. Como añadidos singulares tendremos un minijuego de baile en el que se emplea el Wiimotion plus, aunque con escaso éxito.

Los minijuegos son de rápida ejecución, ideales para echarse unas risas un rato corto, pero sin llegar a cansar, aunque es cierto que resultan algo iterativos respecto a años anteriores. Destaca la presencia de juegos de 2 vs. 2 y la aparición de power ups, que hacen más imprevisibles las partidas, como turbos y trampas.

Raving Rabbids: Regreso al Pasado - Análisis WiiRaving Rabbids: Regreso al Pasado - Análisis Wii

El modo de juego más extraño de todos es el online. ¿De verdad era necesario? Lo divertido de un party game es aprovecharlo con los amigos, reírse en vivo y en directo y sabotear al contrincante con empujones y vaciladas. Toda la experiencia fiestera se pierde en el juego online, quedando sólo la competición pura y dura. Si estos rabbids tienen un punto fuerte, este es el del sentido del humor, y a través de la fibra óptica no tiene sentido montar una fiesta.

Por lo demás, es una ampliación de lo que ya se ha visto en años anteriores. Un nuevo entorno, juegos con lavado de cara y entretenimiento que se cimenta en lo bien que se lo quieran pasar los participantes. Los conejos, eso sí, siguen siendo maravillosos, aunque es más divertido verlos que jugar con ello.

 

::¿Qué opinas tú de Raving Rabbids: Regreso al Pasado?::