Portada » Análisis » Profesor Layton y el legado de los ashalanti

Professor Layton y el legado de los ashalanti

Layton se despide a lo grande.

Profesor Layton y el legado de los ashalanti - Análisis

La mecánica de la saga Layton no ha cambiado en absoluto en este Profesor Layton y el legado de los ashalanti. Hablamos de puzles de todo tipo, desde los que son problemas matemáticos hasta los que implican el uso de la lógica, de la observación y los que simplemente son rompecabezas en los que encajar piezas de forma correcta siguiendo un patrón. Es imposible abarcarlos todos en un análisis, pero sí se puede decir que puede que hayan bajado algo la dificultad, sobre todo al reducir mucho el número de  aquellos retos que obligaban a tener en consideración más elementos que los que se planeaban a simple vista.

layton ashalanti

Pero por lo demás estamos ante un juego del Profesor Layton con todas las de la ley pero un toque de exploraciónalgo más acusado y una historia más elaborada, a la par que más rica en detalles y situaciones. La épica, por otro lado, le sienta de maravilla y, si nos ponemos muy sentimentales, sí que podríamos decir que se siente todo el rato que estamos ante el gran momento de Hershel Layton, su búsqueda más importante.

La historia y la música

Y es que esta historia no podría ser mejor narrada que con las peculiares escenas cinemáticas de la serie. Esas que implican las secuencias de una animación exquisitas, que tanto sirven para enseñarnos el lugar al que acabamos de llegar, como para presentar a un personaje importante o, simplemente, cuando estamos en un momento lleno de acción y de tensión. Son de una manufactura extraordinaria, de gran colorido y preciosismo, con ese estilo tan particular que nos encanta y, sobre todo, con un toque mucho más `Indiana Jones´, más épico, en consonancia la importancia de la búsqueda del legado de los ashalanti.

layton ashalanti

En el caso de los juegos del Profesor Layton, además, no se puede ignorar el extraordinario doblaje de dichas cinemáticas. Actores profesionales y voces reconocibles que aportan la inflexión y la emoción necesaria para contar esta nueva historia, con mucha más carga sentimental que en ocasiones anteriores. Por último, aunque no menos importante, hay que destacar la excelente banda sonora, no sólo en las películas, sino en todos los momentos del juego. Acompañan perfectamente a lo que está ocurriendo en el juego, incluso las que suenan durante la resolución de los puzles son buenas. Y eso sí, todas ellas tienen un deje melancólico, un toque de caja de música especialmente triste que nos sirve de recordatorio que este juego es la gran despedida de Layton.

Conclusión

Nos encontramos ante el broche de oro de una de las sagas mejor trabajadas de los últimos años en el mundo portátil. Medio millar de puzles nuevos que siguen con las mecánicas ya conocidas de los aficionados y envueltas en una nueva historia que alcanza una dimensión desconocida en los títulos de Layton, que ahora añade la épica a sus registros.  El Profesot Layton se despide por todo lo alto y sólo queda por preguntarnos: ¿qué pasará ahora con la saga?

¿Qué te parece el Profesor Layton y el legado de los ashalanti?