Portada » Análisis » Pro Evolution Soccer 2008

Pro Evolution Soccer 2008 (PES Wii)

El deporte rey se revoluciona en uno de los títulos deportivos más interesantes y que mejor aprovechan el Wiimote. Bienvenidos a la evolución del fútbol en Wii.

Pro Evolution Soccer 2008 - Análisis

Todo lo comentado se hace patente sobre todo en el modo multijugador en una sola consola. Si bien es cierto que a diferencia de otras entregas, en Wii sólo puede jugarse 1 contra 1 (quitando la posibilidad del 2 contra 1 y 2 contra 2), realmente esta decisión tiene sentido. Si tenemos en cuenta que el puntero está constantemente en la pantalla, y que muchas de las acciones que tenemos que realizar se basan en seleccionar a jugadores de forma manual, el lío que puede organizarse con cuatro punteros moviéndose por la pantalla seleccionando jugadores de ambos equipos sería de aúpa Tendría que haber un diálogo constante entre ambos jugadores de ambos equipos y aun así, probablemente acabaría siendo todo mucho más complicado de lo que realmente es el juego.

 


Con sólo dos jugadores por partido pueden realizarse maniobras de engaño realmente interesantes. Puedes amagar un pase con tu puntero haciendo como que vas a seleccionar a un jugador concreto, el adversario envía a uno o dos jugadores para que intercepten el pase, y en el último momento cambiar de objetivo, y hacer un pase a la otra banda o un pase largo. Realmente el hecho de que esté el puntero en pantalla y que, de un modo, “anticipe” nuestros movimientos, da juego para realizar algunas jugarretas al contrario. El resultado es muy satisfactorio y cuando uno se acostumbra a que el jugador del balón no sea el eje del partido tanto como nuestro puntero y el equipo que lo rodea, la diversión y, como antes se ha dicho, el “tiki taka”, están garantizados.

 

En cuanto al juego online, es curioso el contraste logrado en este PRO Wii. Konami ha montado un sistema de juego excesivamente sencillo que, a través de la Nintendo WiFi Connection, permite jugar partidos en red contra un amigo o de forma aleatoria contra alguien de ahí fuera. Y ya está, porque no hay más opciones a configurar, ni siquiera la opción de que el rival no vea tus flechas sobre el cesped. Sin embargo, por escaso que sea, es el mejor modo online de todas las versiones de Pro Evolution Soccer 2008 porque es la única que va fluida y sin problemas graves de programación. Queda, por tanto, como un complemento más para distracciones momentáneas.

Conclusión

Que Pro Evolution Soccer 2008 para Wii tiene fallos es una obviedad. Su apartado gráfico deja bastante que desear, quedándose en mediocre en la pasada generación. Su apartado sonoro, si bien no chirría, podría ser bastante mejor, sobre todo en lo que a comentarios se refiere, que se repiten bastante. Los menús previos a los partidos son un autentico engorro, y editar tu equipo lleva mucho más tiempo que en anteriores entregas, por lo que no es un paso adelante. Por otro lado, el sistema de fichajes por cartas del Camino de Campeones es original, pero probablemente algunos prefieran el antiguo. Sin embargo, todo esto queda eclipsado por la frescura en el control, por el gran trabajo conseguido dentro del campo por los desarrolladores a la hora de hacer fútbol, y porque por fin no se ha hecho un port con un control adaptado a duras penas, sino que se ha hecho un juego por y pensado para Wii, que difícilmente pueda tener lugar en otra plataforma. Se ha ganado profundidad en el juego, se han abierto nuevas formas de afrontar los partidos, y se ha propuesto un reto a los jugadores para que aprendan a jugar al fútbol en consolas de una forma nueva; pero sobre todo, han conseguido que una vez cogido el “traquillo”, jugar “al Pro en la Wii” sea muy muy divertido.