Portada » Análisis » Pro Evolution Soccer 2008

Pro Evolution Soccer 2008 (PES Wii)

El deporte rey se revoluciona en uno de los títulos deportivos más interesantes y que mejor aprovechan el Wiimote. Bienvenidos a la evolución del fútbol en Wii.

Pro Evolution Soccer 2008 - Análisis

En general los menús están diseñados para que el jugador se pueda mover cómodamente con el Wiimote. Sin embargo uno de los mayores fallos que acoge esta entrega lo encontramos precisamente en los menús de gestión de equipo. Aquí decimos adiós al clásico (y gráfico) hexágono dónde aparecían las habilidades de nuestro jugador, para tener que afrontar unos iconos (para nada claros) que nos indicarán las diferentes características de nuestros jugadores (a saber, ataque, defensa, velocidad, resistencia, técnica, potencia y habilidad de portero. Esto complica mucho la labor de realizar los cambios del equipo, ya que donde antes podíamos ver en un par de hexágonos de diferente color las diferencias entre un jugador u otro, ahora tenemos que mirar las habilidades de cada uno, para después compararlo uno a uno a través de unas barras. En definitiva, que en un título que desde el punto de vista jugable ha quedado intuitivo en los menús pre-partido ha pinchado, resultando lento y engorroso. Aun así, dentro de estos menús podremos seguir cambiando la alineación de nuestro equipo, así como seleccionar a los lanzadores que queremos en los corners o en los tiros libres, o al capitán del equipo.

 

 

Una vez conocidos los modos de juego, hay que mencionar el apartado técnico. Gráficamente, Pro Evolution Soccer 2008 es un juego de la pasada generación, y en ámbitos generales bastante flojito. Los modelados de los jugadores, si bien son fácilmente reconocibles, tampoco es que gocen de una carga poligonal excepcional. El trabajo de texturas en general es bastante simple, sobretodo en elementos tales como el césped, que parece una alfombra bicolor. Mención especial, y de descarada muestra de descuido es el público, con el cuál un servidor ha vuelto a ver los píxels más grandes desde la época de Stunt Race FX para Super Nintendo. No es que sea un elemento primordial a la hora de jugar, pero cuando aparece en pantalla un primer plano de un jugador con esa capa de 2D hasta arriba de grandes pixels dispuestos a emular lo que es el público, realmente daña a la vista y es algo más que evidente, con lo que da la sensación de que el equipo de desarrollo, simplemente ha pasado de disimular ese aspecto tan feo (porque no hay otra palabra) del juego. Tirón de orejas para los de Konami.

Aun así, una vez se empieza a jugar, todo eso se olvida, y es aquí donde vamos a la parte que realmente interesa y que más curiosidad despierta en aquellos que aun no han probado el título. Bien, lo primero que hay que advertir es que para jugar a PES 2008 en Wii debemos olvidarnos de jugar en individual, estamos en un equipo, y a través de su correcto manejo en conjunto será como conseguiremos exprimir de este DVD de fútbol intenso.