Portada » Análisis » PokkÚn Tournament (Wii U)

Pokken Tournament

Muy beneficiado de su salida en Wii U.

PokkÚn Tournament (Wii U) - Anßlisis

Pokken Tournament viene a confirmar lo que ya sabíamos: Pokémon siempre ha sido una serie todoterreno y en Nintendo supieron aprovechar el gran tirón comercial de sus primeras entregas sacando al mercado productos de todo tipo: colecciones de cartas, peluches, figuras, y, por supuesto, multitud de spinoffs de sus videojuegos. A pesar de la gran diversidad de propuestas jugables que la saga ha ofrecido durante más de 15 años, ni Game Freak ni The Pokémon Company habían dado nunca respuesta a una de las demandas más recurrentes de los fans durante los últimos años: lanzar un producto que mostrase de manera directa y realista los enfrentamientos cara a cara entre los monstruos de bolsillo.

Un sueño hecho realidad

Ha tenido que ser Bandai Namco (desarrolladora de la prestigiosa franquicia Tekken) la encargada de hacer realidad, al menos parcialmente, el sueño de muchos. Los combates cuerpo a cuerpo entre algunas de las criaturas más queridas de la saga Pokémon llegan a WiiU este 18 de marzo con Pokken Tournament.

Más allá de las similitudes del nombre y su equipo desarrollador, Pokken Tournament tiene muy poco que ver con la saga Tekken. De hecho, sus mecánicas de juego son inéditas en otros juegos de lucha, y su plantel y los movimientos que se ejecutan son todo un tributo a los 20 años que la franquicia de Game Freak lleva ya en activo. Katsuhiro Harada y su pequeño equipo han sabido plasmar perfectamente dentro de un juego de lucha la esencia de los juegos originales de Pokémon, de eso los fans no tienen que preocuparse. Pero ¿cuánto ofrece realmente Pokken Tournament al jugador habitual y hasta donde ha acertado Bandai Namco con su visión del universo Pokémon? Si queréis saberlo todo sobre el título solo tenéis que seguir leyendo.

Libera a Gaia del pokémon oscuro y conviértete en el maestro de Ferrum:

Pokken nos sitúa en la región de Ferrum, lugar donde los entrenadores más poderosos se enfrentan unos contra otros en torneos por categorías. Como entrenadores novatos, nuestro objetivo es inscribirnos en las diferentes ligas que ofrece la región y escalar puestos hasta convertirnos en los grandes campeones. Sin embargo nuestro camino no estará exento de obstáculos, durante nuestro ascenso hacia la élite de los entrenadores nos encontraremos con un problema que afecta a toda la región, la energía que los pokémon utilizan para alcanzar su máximo nivel, la ultrasinergia, esta siendo absorbida en toda la tierra de Gaia, y una misteriosa encapuchada y su pokémon oscuro parecen estar relacionados.

Como en prácticamente todo juego de lucha, la trama es un aspecto secundario, sin embargo, en Pokken Tournament nos encontramos con un guión que se va resolviendo paulatinamente a través de secuencias animadas y diálogos estáticos, en contraste con los clásicos vídeos de endgame. Y aunque es cierto que su historia no deja de ser anecdótica, consigue mantener mínimamente la atención, consiguiendo que Pokken no quede simplemente como una secuencia de combates con el fin de llegar a lo más alto.

Combates a varios niveles, crea tu propia estrategia:

Lo primero que llama la atención al ponerte a los mandos de Pokken Tournament es su simplicidad, el juego solo cuenta con 3 botones de acción, ataque débil, ataque fuerte y ataque especial. Además, como todo buen juego de lucha, es posible saltar, bloquear ataques con un escudo o realizar agarres. Con solo estos seis comandos el jugador es capaz de realizar toda clase de acciones dentro del combate.

A pesar de la simplicidad de la que goza el título, y que los más pequeños sabrán agradecer especialmente, Pokkén cuenta con otros ases bajo la manga que le permiten convertirse en un juego competitivo, y estratégico hasta cierto punto, sea cual sea la edad del jugador.

La primera de estas claves son los cambios de fase, los combates de Pokken Tournament se dividen en fase abierta y en fase de duelo. Estas fases son muy diferentes en mecánicas y se van alternando a medida que consigamos impactar golpes contundentes sobre nuestro rival. Todos los combates comienzan en la fase abierta, mientras estemos en este modo la cámara se sitúa a la espalda del jugador, podemos movernos con relativa libertad a través del escenario y los movimientos de lo pokémon son mayoritariamente a distancia o de acercamiento directo al rival. Si estando en este modo conseguimos conectar un combo de al menos tres golpes o propinarle un golpe crítico el juego pasará automáticamente a fase de duelo.

En esta segunda fase el movimiento del jugador pasa a estar inspirado en los juegos de lucha 2D, situándose la cámara al lado de los luchadores. Durante esta fase los saltos están mucho más restringidos y los movimientos de los pokémon cambian radicalmente, centrándose en el cuerpo a cuerpo. Durante esta fase, cada uno de los tres botones de ataque presenta variantes para cada dirección del pad de control, lo que abre el abanico de movimientos de manera espectacular.  

El segundo punto a destacar es el triángulo de movimientos, el agarre, el contragolpe y el ataque básico. Podríamos decir que prácticamente todo el juego competitivo de Pokken se basa en saber leer cuál de estos movimientos va a usar tu rival y saber castigarlo con su contraparte. Si nuestro rival lanza una cadena de ataques normales nosotros podemos evitarlo lanzando un contraataque que le devolverá el daño, pero si antes de poder asestar nuestra contra este rival nos agarra el daño lo recibiremos nosotros, y muy probablemente nos lleve a un cambio de fase. Por otro lado, los ataques normales si que penetrarán frente a los agarres, rompiendo el movimiento del rival y dándonos la oportunidad de encadenar un combo.

La tercera clave del sistema de combate de Pokken Tournament involucra dos variables, el tipo de escenario en el que nos enfrentemos y la clase de los pokémon que haya en combate. Los personajes seleccionables se subdividen en cuatro categorías diferentes, Potencia, Velocidad, Equilibrio y Técnica. La división puede no parecer importante de cara al modo historia, y, de hecho no lo es, pero jugando contra rivales humanos una buena elección puede llegar a condicionar mucho el resultado.

Los pokémon basados en velocidad, por ejemplo presentan combos mucho más largos de lo normal, su facilidad para encadenar ataques es mayor, pero suelen tener problemas a la hora de enfrentarse a sus rivales a distancia, han de buscar la fase de duelo para desatar todo su poder, pero aun así han de ir con cuidado porque su barra de vida es inferior a la de la mayoría de los otros pokémon. Por otro lado los representantes de potencia también se benefician del cuerpo a cuerpo, pero en lugar de encadenar ataques rápidamente solo son capaces de enlazar unos pocos, eso sí, con una potencia abrumadora. Además los pokémon de esta clase tienen las barras de vida más grandes del juego. A estas diferencias entre los luchadores hay que sumarle que no todos los escenarios del juego son iguales no solo por su tamaño, sino también por las formas que ofrecen.

Los pokémon Técnicos se verán muy favorecidos por escenarios grandes, donde pueden desplegar su amplia gama de ataques a distancia sin miedo a que su rival se les eche encima exageradamente rápido. Por otro lado, los pokémon rápidos o potentes prefieren escenarios pequeños, ya que es en el cuerpo a cuerpo donde consiguen desatar todo su potencial.

El cuarto y último punto a tener en cuenta de cara a los combates son las barras de sinergia y de apoyo. Durante la fase abierta podemos recoger una serie de orbes que sirven para aumentar una barra de afinidad. Una vez completa y desatada la ultrasinergia (con los botones L+R) nuestro pokémon será mucho más fuerte, enlazará combos con mayor facilidad, recibirá  una pequeña bonificación de vida y, sobre todo, será capaz de desatar un ultra ataque que hará estragos en la vitalidad del rival.  Además de recogiendo orbes, nuestra barra de sinergia se puede cargar encadenando golpes sobre nuestro rival, pero también se verá reducida conforme nosotros seamos víctimas de ataques.

Junto a la barra de sinergia encontramos un ayudante que puede asistir a nuestro luchador principal cuando las cosas se ponen complicadas. Estos pokémon de apoyo se activan a lo largo del combate y cada uno de ellos tiene un efecto y una velocidad de carga diferente: los que presentan un círculo rojo son netamente ofensivos, si el circulo es azul disminuyen las capacidades del rival (como su velocidad o su ataque en combate), mientras que los que presentan un circulo amarillo aumentan nuestros propios atributos y restauran ligeramente la barra de vida de nuestro pokémon principal. Estos pokémon de apoyo van siempre en grupos de dos y podemos ir alternándolos entre los asaltos del combate.