Portada » Análisis » Pokémon Rojo / Azul - Retroanálisis

Pokémon Rojo / Azul - Retroanálisis

Recordando los primeros Pokémon.

Pokémon Rojo / Azul - Retroanálisis - Análisis

Pokémon es una de esas sagas que se ha hecho popular en el mundo entero y que cuenta con una serie de animación, un juego de cartas, tiendas propias… en definitiva, todo un mundo Pokémon. Ahora que están al caer las ediciones Pokémon X / Y quizás es un buen momento para mirar atrás al punto en el que empezó todo: la primera generación, en la que `sólo´ había que capturar 151 criaturas para completar la Pokédex.

Pokémon nace de las manos de Satoshi Tajiri y su equipo Game Freak (del que hay que destacar a Ken Sugimori, diseñador artístico todas las especies de los primeros juegos). Tajiri, un fan de la recolección de insectos, pasaba las tardes en su jardín en busca de nuevos ejemplares y pensó en trasladar su hobby al sector de los videojuegos. La primera idea no convenció, pero pudieron seguir con el trabajo y finalmente lanzar Pokémon Rojo y Verde. El juego apareció en dos ediciones porque Miyamoto y Tajiri llegaron a la idea de que sería interesante incluir características únicas (especies sobre todo) en cada cartucho. Esta jugada viene para fomentar la comunicación entre niños japoneses y obligarles a tener que interactuar de una manera amigable con otros para así completar sus juegos (aunque también provocó que hubiera gente que comprase las dos versiones).

Aunque a día de hoy pueda parecer imposible, Pokémon no consiguió el éxito con estos juegos. Se realizó una versión mejorada, denominada Pokémon Azul, con mejores gráficos y ajustes en el rendimiento, que fue la versión sobre la que se trabajaron las ediciones Roja y Azul que llegaron a occidente. Aun así, lo que de verdad le dio el empujón a esta saga fueron sus secretos. Pokémon era un juego que ocupaba la memoria del cartucho completamente, pero en el último momento se encontraron con hueco para añadir una criatura extra, el mítico Mew.

No era un Pokémon necesario para obtener el diploma de completar la Pokédex, pero era una especie que no podía obtenerse de manera tradicional (aunque existen diversos movimientos `raros´ para conseguirlo en el juego a los que luego se les ha dado carácter oficial), con el que se decidió realizar una jugada que salió bastante bien: Game Freak comunicó a los jugadores japoneses que los veinte mejores entrenadores recibirían este ejemplar oculto. En un país con tanto elitismo y fan de coleccionismo como es Japón, esto provocó miles y miles de cartas a la empresa para poder conseguir el ansiado Pokémon. No sólo eso, también consiguió que la gente quisiera comprar el juego para dedicarle tiempo y poder obtener a Mew. No se sabe si la jugada con Missigno o la `isla error´ nacieron de una manera similar y no se llegó a terminar, pero éstos y otros secretos dentro de estos cartuchos que incentivaron a todos los fans a explorar a ver que podían encontrar.

Tras esta curiosidad inicial, pasamos a ver el juego. Pokémon es un RPG por turnos de toda la vida pero con ciertas peculiaridades, al que algunos no dudaron de calificar como `Shin Megami Tensei para niños´ ya que utilizamos seres para que luchen por nosotros. Los Pokémon suben de nivel a medida que van combatiendo hasta llegar al cien, y pertenecen a uno o dos tipos elementales concretos. Estos son quince tipos (hoy en día hay dieciocho): Normal, Fuego, Agua, Eléctrico, Planta, Hielo, Lucha, Veneno, Tierra, Volador, Psíquico, Bicho, Roca, Fantasma y Dragón. Aunque algunos tipos en la primera generación no están muy explotados y pueden dar lugar a confusión (los únicos fantasmas son veneno también), cada uno de ellos presenta una serie de debilidades y fortalezas frente a ataques de otros tipos. Así, por ejemplo y haciendo uso de la triada inicial, agua es fuerte contra fuego, fuego contra planta, y planta contra agua.

Cada criatura pertenece a un tipo y como hemos comentado, sus ataques también tienen un tipo asociado, con una potencia determinada y cierto número de usos, de manera que no podemos abusar de ellos durante un largo tiempo sin que utilicemos ciertos objetos o hagamos una visita al centro Pokémon, lo que vendría a ser la posada de otros J-RPG. Si un Pokémon utiliza ataques pertenecientes a su mismo tipo, éste se potencia, con lo cual lo normal es que la relación sea así, aunque siempre se deben tener otros golpes de tipos diferentes para jugar con el factor sorpresa. Si nuestros ataques se quedan sin PP (usos), nuestro Pokémon usará `combate´, un movimiento que se utiliza como último recurso que hiere a nuestra mascota también.

Con cada nivel que nuestro Pokémon sube, aumenta unos atributos: ataque, defensa, velocidad y especial - que luego se convertiría en ataque especial y defensa especial, que evolucionan según la especie concreta y según ciertos factores desconocidos para el usuario que en posteriores ediciones sí están a la vista. Pero una vez que se han subido algunos niveles pueden ocurrir un par de cosas: que nuestro Pokémon aprenda un nuevo ataque – algo que hay que tener en cuenta, ya que sólo puede recordar cuatro a la vez para combatir y el resto los olvida –, o que evolucione a una especie más completa, con mejores atributos y un aspecto más grande y fiero. Las evoluciones son una de las bazas de esta saga para completar la Pokédex y, de paso, para ofrecer alternativas de transformación que no sean por nivel, sino por piedras o intercambio vía cable link.

A pesar de que haya 151 especies de Pokémon y de que podamos capturar varias de ellas (salvo especies únicas como los iniciales o los legendarios), en nuestro equipo sólo podemos llevar hasta seis miembros, siendo el resto guardados en un sistema de almacenamiento gestionado por PCs disponibles en los centros Pokémon. Esto hace que, como ocurre en cualquier RPG con un grupo de personajes, sólo algunos luchen realmente y suban de nivel - pudiendo cambiar en cualquier momento por otros del PC. Los Pokémon salvajes, si bien podemos encontrar algunos a un alto nivel, tendrán mejores cualidades cuanto más bajo sea el nivel con el que empieza el adestramiento. Para capturar un Pokémon tendremos que encontrarlo por el escenario en una zona de aparición como hierbas o cuevas y debilitarlo sin llegar a derrotarlo, para que podamos lanzar una PokéBall y que así pase a formar parte de nuestras filas.

Y ahora, una vez vistas estas criaturas, ¿de qué va el juego? Nosotros manejamos a un joven, al que con el tiempo se ha conocido como Rojo, que comienza su viaje para ser entrenador Pokémon al recibir su primer ejemplar de manos del profesor Oak. Pero también tiene como rival desde el comienzo a Azul/Verde, nieto del famoso profesor, que también tiene su propio viaje y al que tendremos que enfrentarnos en situaciones especiales sin que nos lo esperemos. Estos personajes son los que luego se usarían para crear a Ash y Gary en la famosa serie de televisión.

Nuestra aventura tiene dos metas: la primera de ellas es ayudar al profesor Oak a recopilar datos de las diferentes especies que hay por todo Kanto (el continente del juego), y por otra parte tenemos que derrotar a losocho líderes de gimnasio que existen para poder acceder a la Liga Pokémon - un lugar en el que espera la élite de entrenadores que al ser derrotados nos brindarán el título de Campeón Pokémon de la región. Por el camino nos veremos en la necesidad de actuar como héroe contra una organización malvada llamada Team Rocket, y además tendremos algunas mazmorras especiales para romper la monotonía en el desarrollo. Lo único malo que tienen algunas de éstas (en especial las cuevas) es que los encuentros aleatorios con Zubat salvajes serán recordados eternamente por lidiar con nuestra paciencia.

Con una duración relativamente buena (mínimo cincuenta horas), Pokémon es uno de esos juegos que no se prolongan con aventuras secundarias, sino con el componente entrenador y criador. Completar la Pokédex nos lleva su tiempo, y crear un equipo poderoso de varios Pokémon al nivel 100 también. Esto último es la base de la franquicia a nivel competitivo, puesto que podemos luchar contra otros jugadores vía cable link para demostrar quién es el mejor y así tener rivales con un nivel superior al de los personajes presentes en la aventura.

En definitiva, pese a que cuenta con algunos fallos e información no visible que luego se arreglaría en posteriores versiones, estas ediciones (que han recibido un remake en GBA) crearon escuela y sus Pokémon son de los más queridos, por mucho que aparezcan un montón de nuevas especies. Pikachu es la criatura más conocida: es el protagonista del anime y del posterior Pokémon Amarillo (una versión de Rojo/Azul inspirada en la serie, con cambios basados en los personajes de la misma), y es la imagen que se utiliza en la mayoría de ocasiones para representar a la franquicia. Pero también a otros se les tiene un cariño especial, como a los tres Pokémon iniciales, que aparecieron en Super Smash Bros Brawl y que ahora en Pokémon X / Y volverán a hacer acto de presencia junto a sus nuevas megaevoluciones. Además, aprovechando el lanzamiento de la nueva entrega, va a estrenarse una nueva serie de animación de corta duración basada en el personaje de Rojo, con la idea de que podamos revivir las aventuras con las que todo comenzó… y esperamos duren mucho tiempo.

¿Qué recuerdos tienes de los primeros Pokémon? ¿Cuál tu primer juego de la saga?