Portada » Análisis » Pokémon Battle Revolution

Pokémon Battle Revolution

Regresa el espíritu de Pokémon Stadium, pero sin hacer honor al original.

Pokémon Battle Revolution - Análisis

Los escenarios son igualmente estáticos. El terreno no sufre ante el combate. No se formarán manchas en el suelo, charcos o surcos en la tierra. Toda la interacción que pueda haber con el escenario será borrada en cuanto finalice la animación del ataque correspondiente. Además, y a pesar de que el comentarista hace referencias al público del combate, lo cierto es que no hay nadie más que los dos entrenadores en el campo de batalla. Ni gradas, ni cámaras, ni nada. La sensación de vacío y soledad es total en todo momento. Todo esto son detalles que no harán más que expulsar al jugador de la batalla cada vez que se produzca una pausa, las cuales se producen constantemente.

Acerca de aspectos más generales, lo cierto es que a nivel técnico Pokémon Battle Revolution sale bien parado. Los escenarios son bellos y amplios, veremos efectos de iluminación, difuminado y desenfoque, y algunos ataques lucen realmente espectaculares. Las animaciones y modelados de los Pokémon clásicos se han mantenido intactos desde los juegos de Nintendo 64 y GameCube, aunque no desentonan dentro del conjunto gracias a una leve mejora en sus texturas y los reflejos en ellas.

Los menús del juego presentan botones grandes, bien adaptados al manejo con el puntero. No obstante, podremos usar la cruceta en todo momento para navegarlos, e incluso configurar el mando para utilizarlo al estilo NES (las nuevas fundas para el mando hacen bastante cómoda esta última opción).

Y por primera vez en muchos años tenemos al comentarista de los combates hablando de nuevo en perfecto castellano. Está bien resuelto, y hace lo que puede para animar los combates, aunque hubiera preferido una mayor variedad de comentarios. Sin embargo, sus repetitivas frases son mejor que nada en un juego que, sin su presencia, habría lucido mucho más vacío.

Análisis Pokémon Battle Revolution

 
Conclusión

Pokémon Battle Revolution ha fracasado en su intento de recuperar el espíritu de combates de Pokémon Stadium. Pone demasiadas trabas a la compatibilidad con Nintendo DS, algo achacable a un error de planteamiento del juego. Ligar un único cartucho de Diamante/Perla a cada partida es una mala idea. Y el modo on-line, básico y simple en exceso, no basta para suplir esta terrible carencia.

El título ha sacrificado el modo aventura de los Pokémon de GameCube en pos de las batallas puras, pero se queda a medio camino en su intento. Sus escasas novedades no sirven para rellenar los huecos que ha dejado. Por este y otros motivos, no contentará ni a los que busquen una aventura de Pokémon ni a los que esperan de él las batallas memorables de Pokémon Stadium. Quizá la próxima vez.

 

+Correcto multijugador online y con Nintendo DS en mano.
+Existe contacto físico entre los Pokémon.
+Bonitos escenarios y detalles gráficos, tanto ambientales como en los ataques.
+Vuelven los comentarios en castellano.
+Amplia variedad de reglas de batalla.

-Multijugador sin NDS complicado e injusto.
-Los combates siguen luciendo tan estáticos como siempre.
-No se pueden transferir Pokémon de vuelta a la NDS, sólo permite copiarlos a la Wii.
-El Modo Coliseo es bastante aburrido.
-Mala IA contrincante.