Portada » Análisis » Pearl Harbor Trilogy - 1941: Red Sun Rising

Pearl Harbor Trilogy - 1941: Red Sun Rising

Batallas aéreas entre yankees y nipones en formato reducido.

Pearl Harbor Trilogy - 1941: Red Sun Rising - Análisis


En cuanto a la jugabilidad, Legendo nos ofrece tres opciones diferentes de control: sólo con el wiimote en posición horizontal, con wiimote más el nunchuk haciendo las funciones de la palanca de vuelo o por último, mediante el mando clásico. Las dos primeras hacen uso del control por movimiento, pero funcionan demasiado finos y a la hora de maniobrar y disparar cuesta un poco más, especialmente si se juega con el nunchuk conectado. Por el contrario, usando el mando clásico el avión se vuelve mucho más manejable y preciso, rebajándole un poco la dificultad al juego.

Pese a que el apartado gráfico ha sufrido recortes respecto a la versión original de PC, el acabado general de 1941: Red Sun Rising es bastante resultón para ser un juego de WiiWare. Aunque también sufre de algunas carencias como el abundante popping que se nota principalmente en los árboles de las islas del pacífico o algún que otro bug puntual que puede provocar la destrucción de la aeronave en momentos como los del despegue.


Los temas musicales que incorpora el juego son bastante acertados y encajan con su ambientación de carácter bélico. En cuanto a los efectos de sonido, tanto el rugido del motor a máxima velocidad como el de la ametralladora podrían haber tenido un resultado mucho más conseguido, pero pese a ello todos los demás efectos están a un buen nivel, incluidas las voces en off procedentes de la radio.

En definitiva, Pearl Harbor Trilogy 1941: Red Sun Rising es un arcade de aviación simple pero divertido, con una duración que ronda las cuatro horas, ampliables con los modos de supervivencia o vengador, y con un precio competitivo. Pese a ello y de cara a los próximos capítulos, Legendo tendría que mejorar la curva de dificultad y solventar esos pequeños problemas con los bugs. Al igual que no estaría de más verlos traducidos al español, aunque el nivel de inglés que ofrece el juego no supone un problema a la hora de jugarlo.