Portada » Análisis » Need for Speed: The Run

Need For Speed: The Run

Carreras online, una historia llena de sobresaltos y giros argumentales y un potente efecto 3D. ¡Acelera que esto empieza ya!

Need for Speed: The Run - Análisis

¡Menuda sensación de velocidad!

El apartado gráfico, lejos de otros productos similares, está realmente conseguido y se ha logrado un buen resultado, aunque falla en algunos aspectos. Los efectos de luces, sombras, reflejos y demás son espectaculares y se nota el empeño puesto por Firebrand Games en desarrollar un excelente motor de iluminación.

Análisis Need for Speed: The Run

La sensación de velocidad es muy notoria y se acentúa aún más con el efecto 3D, el cual proporciona una profundidad ideal que nos permite medir mejor las distancias entre otros coches. Lo peor de jugar con el 3D activado es la cantidad de dientes de sierra y alguna ralentización que no molesta en absoluto, pero que se solucionan desactivando dicho efecto.

También es muy mejorable el aspecto de los vehículos, que cuentan con unos modelados de baja resolución, aunque perfectamente reconocibles. En cantidad, el plantel está compuesto por un total de 40, dividido en 5 categorías: Rendimiento, clásicos, deportivos, exóticos y supercoches. En el tema de licencias, Lamborghini, BMW, Pagani o Porsche tienen a sus mejores bólidos fielmente recreados.

Sobre los efectos de sonido, sólo hay una palabra para describirlos: sublime. Tanto los FX con los rugidos del motor, las colisiones y los frenazos, como la banda sonora que acompaña al ambiente son geniales y es el mejor apartado del título. Lástima que en calidad y cantidad el resto no sean iguales, pues si no Firebrand Games habría logrado un Need for Speed sobresaliente.

Haciendo un balance final, este Need for Speed: The Run tiene varias luces y sombras que desmerecen el resultado final, pero que gustarán a los fans de las carreras. A pesar de incluir un multijugador online bastante completo, este está vacío y apenas encontarás a gente con la que jugar, salvo que conozcas a alguien con el cartucho. El modo historia es divertido, pero se hace terriblemente corto, aunque puedes ir compaginándolo con los también escasos desafíos. A pesar de tener un apartado sonoro muy bien trabajado, gráficamente este Need for Speed: The Run es algo irregular, con muy buenos escenarios y efectos de iluminación pero con unos coches bastante pobres. Siendo el primer NFS de 3DS es un buen avance, por lo que esperamos que las próximas entregas sean mejores. Si eres un aficionado de este tipo de juegos, disfrutarás con él, aunque no esperes maravillas.

¿Y a tí? ¿Qué te parece Need of Speed: The Run?