Portada » Análisis » Need for Speed: The Run

Need For Speed: The Run

Carreras online, una historia llena de sobresaltos y giros argumentales y un potente efecto 3D. ¡Acelera que esto empieza ya!

Need for Speed: The Run - Análisis

Encarna a Matt y llévale a la victoria de The Run

En el modo de juego The Run, encarnaremos a Matt, un jóven y a la vez veterano corredor que se ve envuelto en una trama liderado por una misteriosa chica, una carrera ilegal con un premio de más de 1 millón de dólares, un viejo amigo del pasado, la policía pidiendo tu cabeza y una poderosa familia de la mafia italiana con sed de venganza. Bajo todos estos ingredientes, nos encontramos ante una historia muy sólida y entretenida, narrada mediante escenas tipo cómic dobladas al español muy bien trabajadas.

El gran problema del modo historia es su corta duración, de tan sólo 26 misiones de no más de cinco minutos cada una, aunque todo depende de tu pericia al volante y de la dificultad elegida para tus rivales, dividida entre Normal y Ocasional. La Inteligencia Artificial de la CPU es bastante sólida, sobre todo en lo que se refiere a los policías y a la mafia, con continuas embestidas y sacadas de pista, muy similar a la franquicia Burnout, aunque salvando las distancias por supuesto.

Análisis Need for Speed: The Run

Durante la carrera, el coche tiene al lado del velocímetro dos barras, una con el nitroso (que se recarga mientras corres, te pones a rebufo de otro coche o realizas derrapes) y otra con la salud y las vidas del vehículo. A medida que nos estampamos contra otros automóviles o con las barreras de la carretera, nuestro coche empezará a sufrir daños visibles y su salud quedará mermada. Una vez vaciada la barra, perderemos una de las tres vidas que poseemos.

Con un gran elenco de escenarios, recorreremos las autopistas de Estados Unidos desde San Francisco hasta Nueva York. El control es muy intuitivo, con el que tenemos un manejo total del automóvil. No cuesta nada adaptarse a él, puesto que es bastante cómodo y responde rápido a nuestras acciones, lo que permite una experiencia muy divertida y gratificante.

Lo más negativo del modo historia es, junto a su duración, los minijuegos táctiles que no sirven para nada y cortan el ritmo frenético del juego. En algunos momentos puntuales, se nos pedirá que hagamos diferentes cosas en la pantalla táctil que si bien podían haber sido suprimidos, son bastante aburridos y repetitivos.

Sobre el modo Desafío, hay más de 40 pruebas que nos propondrán pruebas de todo tipo. Sprint, Destrucción, Punto de control, Supervivencia, Speed Run y Radar son las opciones disponibles. Una vez superado el desafío, nos darán una calificación que estará relacionada con el tiempo hecho y que quedará registrada en nuestro perfil.